01/05/2016

Argentina

Videla pensaba igual: Macri necesita que unos 7500 argentinos "se borren del mapa"

Por: Bernabé Alonso
Según revela el portal BigBangNews, el presidente le contó a un empresario que para que el país progrese, "es necesario mandar a 7.500 argentinos en un cohete a Marte".

Según revela el portal BigBangNews en un informe especial sobre como pasa sus días el presidente en la Quinta de Olivos, en una charla con un empresario amigo, Mauricio Macri reveló una forma de pensar muy similar a la que llevó a la última dictadura militar a desaparecer a 30 mil argentinos, en pos de implementar su plan económico a favor de las grandes multinacionales, con la excusa de luchar contra "la subversión".


El portal de noticias, uno de los de mayor crecimiento en los últimos meses, cuenta que "hace unos días (Macri) le contó a uno de los empresarios más importantes del país, amigo suyo desde el secundario, que para que este país salga adelante es necesario mandar a 7.500 argentinos en un cohete a Marte, borrarlos del mapa. En la lista hay empresarios, políticos y también periodistas. 


Este pensamiento se asemeja en gran forma a uno revelado por el dictador Jorge Rafael Videla antes de morir, en una entrevista con el periodista Ceferino Reato, para su libro "Disposición Final".


Allí, el presidente de facto consideró: "Pongamos que eran 7000 u 8000 las personas que debían morir. Necesitábamos que no fuera evidente para que la sociedad no se diera cuenta. Cada desaparición puede ser entendida como el enmascaramiento, el disimulo, de una muerte. Nosotros tomamos esa decisión cuando se nos presentó el problema de qué hacer con esa gente, que no podía ser fusilada públicamente ni tampoco podía ser condenada judicialmente”.


Esta fue una de las principales excusas de la dictadura para, además de llevar adelante un plan sistemático de muerte y tortura contra miles de argentinos en centros clandestinos de detención, implementar un plan económico basado en intereses internacionales, desmontando el aparato productivo nacional, y abriendo la puerta a importaciones e ideas económicas que tuvieron su auge con el menemismo en los 90, y su posterior caída con la llegada de Néstor y Cristina Kirchner al poder a partir de 2003. 


Ahora, con la llegada de Mauricio Macri, y su séquito de CEOs de grandes empresas nacionales y multinacionales, al poder, este mismo plan económico neoliberal parece volver a encontrar lugares para colarse en la vida de los argentinos, con consecuencias que en poco meses ya están a la vista en despidos y un brutal ajuste al bolsillo de los trabajadores, y con un argumento, el de los 7500 argentinos que se necesitarían "borrar del mapa", con altos niveles de similitud a los explicitados por quien fuera una de las principales figuras del genocidio que vivió nuestro país a fines de los años 70.


Dadas así las cosas con el pensamiento del presidente de todos los argentinos, solo cabe agradecer los más de 30 años ininterrumpidos de democracia de nuestra Patria, para que hoy en día cualquier idea que implique "borrar gente del mapa" deba quedar solo en pensamientos aislados, y sea el pueblo movilizado y el voto popular los únicos factibles de poner o sacar gente de un lugar: el sillón de Rivadavia. ©eldiario24.com




Recomienda esta nota: