29/05/2016

Argentina

Por el tarifazo está al borde la quiebra la fábrica de la golosina Vaquita

La tradicional compañía chocolatera fue visitada por la ahora gobernadora María Eugenia Vidal durante la campaña, ahora se encuentra al borde de la desaparición.
Por el tarifazo está al borde la quiebra la fábrica de la golosina Vaquita | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Una empresa tradicional de la Argentina al borde de la desaparición.

Las políticas económicas implementadas por el macrismo dejaron en jaque a la tradicional compañía de golosinas Vauquita, que se encuentra al borde de la desaparición debido al aumento de las tarifas.


La fábrica, ubicada en el partido bonaerense de Trenque Lauquen, aumentó sus servicios más de un 350%. Pasó de abonar 32 mil pesos en concepto de gas a los actuales 132 mil, mientras que en la luz pasó de 10 mil a 27 mil pesos mensuales.


Según informa el sitio iProfesional, el ícono de las golosinas, y auténtico símbolo de la producción de dulce de leche en el oeste de la provincia de Buenos Aires, informó a través de uno de sus ejecutivos que no sabe cómo enfrentará los próximos meses.


"Los metros (cúbicos) de gas que utilizamos son menos que los del año pasado. Para esta fecha en 2015 teníamos un consumo de 33.600 centímetros cúbicos y ahora nos vino 33.090. Tenemos que pagar $132.000 siendo que en meses anteriores pagábamos $30 mil o a lo sumo 32 mil", explicó Guillermo Guzmán, directivo de la firma creada hace más de 30 años, al noticiero local Noticias 12.


"Nos vino así, de golpe casi el triple. Se pagó todo pero no sé cómo vamos a hacer en mayo o junio, que es cuando consumimos más", sostuvo.


Además, sobre su principal producto, explicó: "No podemos ubicar una Vauquita. No nos queremos achicar, no queremos trabajar ni producir menos, pero se complicará para cobrar los haberes". La firma elabora a razón de 52 mil tabletas por día de su golosina más tradicional. También comercializa un amplio portafolio de alfajores y chocolates.


La compañía, que bordeó la quiebra en 1985 a raíz de préstamos impagos, ahora pertenece al grupo Interlink SA, quien a principios de los noventa la compró y la salvó de la desaparición.


En la última campaña para la gobernación bonaerense, la propia mandataria provincial María Eugenia Vidal había visitado la fábrica de la empresa con el hoy ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y hasta se había declarado "fan" de su tradicional producto. "¡Qué difícil contener la tentación!", había escrito en su Facebook personal.






Recomienda esta nota: