26/09/2016

Argentina

El guardia de un tren quiso hacer bajar a una pareja lesbiana por besarse

Los pasajeros evitaron que se las jóvenes bajan de la formación y cuestionaron al guardia por su actitud discriminatoria. Mirá el video.
Un grupo de personas que viajaba en el ferrocarril Mitre evitó que se perpetrara un nuevo caso de lesbofobia a bordo de una formación, al impedir que un guarda hiciera descender a una pareja de chicas que viajaba abrazada.


El incidente ocurrió el martes último y tomó poco a poco estado público a partir de la difusión de los videos filmados por varias personas que presenciaron el hecho.


Uno de los pasajeros intercedió explicándole a quien parece ser un empleado del ferrocarril que “nos tenemos que acostumbrar” a ver parejas del mismo sexo, a lo que el empleado, de presencia intimidante, le respondió: “No estoy en contra de nada, que hagan lo que quieran, pero no cuando hay chicos”. “Hay chicos, y si quieren dar espectáculo, no lo hagan cuando hay chicos”, insistió.


Posteriormente, en el video se ve aproximarse a otro empleado del ferrocarril, quien se dirigió a las dos chicas en cuestión con actitud resuelta y, cuando la persona que filmó lo interpeló diciéndole que “en todo caso lo tiene que decir la madre, no vos”, se justificó diciendo que lo mismo se aplicaba a “una pareja.... a cualquier tipo de pareja”.


Tras el episiodio, la empresa Trenes Argentinos Operaciones emitió un comunicado en el cual “lamenta lo ocurrido” y reafirma su compromiso de “seguir capacitando a nuestro personal” para “que se respeten las libertades individuales en nuestras instalaciones”.


“Trenes Argentinos Operaciones lamenta el suceso ocurrido el martes 20 de septiembre y se encuentra investigando los detalles. Al respecto, nos comprometemos a seguir capacitando a nuestro personal colocando énfasis en temas de género y diversidad para que se respeten las libertades individuales en nuestras instalaciones”, dice el texto.


“Como empresa pública reafirmamos nuestro compromiso con los objetivos más amplios del Estado como garantizar los derechos civiles y libertades individuales”, continúa.


“La sociedad ha avanzado mucho en temas de diversidad y aceptación del otro y queremos que nuestro personal acompañe este espíritu”, concluye el comunicado.


El episodio se conoció a 20 días de un hecho ocurrido en el Bar La Biela, del barrio de Recoleta, donde una pareja de lesbianas fue echada del lugar por acariciarse. Luego del hecho se realizó un "besazo" convocado por Arena y apoyado por distintas organizaciones que defienden los derechos de las minorías sexuales, que reunió a unas 300 personas en la puerta de La Biela.



Recomienda esta nota: