29/09/2016

Argentina

La caída de ventas en supermercados fue de 7,4% en agosto

La consultora que realizó el relevamiento precisó que la baja en las ventas se dio en todos los canales de comercialización. En la lista se encuentran alimentos, bebidas y elementos de higiene y tocador.

Según un relevamiento hecho por la consultora CCR, las ventas de productos de consumo masivo cayeron 7,4% en agosto.

 

Al dar a conocer el Pulso Social 2016, bajo el título "Sangre, sudor y lágrimas", la consultora especializada precisó que la baja en las ventas se dio en todos los canales de comercialización: la caída en hipermercados, supermercados y comercios de cercanía fue de 7,8% ; y en autoservicios y negocios tradicionales, del 7,0%.

 

En tanto, el acumulado de enero a agosto marcó una baja de 3,5% en todos los canales respecto a igual período de 2015.

 

El informe fue dado a conocer en la sede de la consultora CCR, en el barrio porteño de Belgrano, por su titular, Ricardo Fitz Simón y la directora comercial, Patricia Sosa.

 

El relevamiento detectó que en los últimos meses se profundizó la "infidelidad" de los consumidores con las principales marcas, debido al sostenido aumento de los precios. Los especialistas dijeron que la gente busca "estirar" en el tiempo la posibilidad de uso de los productos, además de "no despilfarrar ni desaprovechar nada". Otra característica principal es que "se compra lo que se va a consumir", según los testimonios recogidos en las encuestas y relevamientos.

 

Según el informe, la gente dejó de "estoquearse" y en materia de ofertas sólo opta por el "2X1", especialmente en productos de tocador. "La compra es oportunista, se recortan los gastos y hay migración de marcas", explicó Sosa.

 

Hay muchas marcas que congelaron sus precios y para ser elegidas por el consumidor y evitar maniobras de los comerciantes llevan su valor en el envase como en el caso de algunos productos lácteos, cervezas, fideos y productos de marcas propia de supermercados.

 

En busca de productos a precios más bajos, el consumidor concurre con frecuencia al canal mayorista, que aumentó su publicidad en los medios masivos y vende no sólo a intermediarios sino también al consumidor final.

 

No obstante, el rubro mayorista también se vio afectado por la caída en las ventas: en agosto cayó un 3,2% a nivel nacional; mientras que en la Ciudad de Buenos Aires el retroceso fue de 1,7%.

 

Según el informe CCR, en los últimos tiempos creció el número de comercios de productos sueltos de higiene y tocador, que al no tener packaging específico ni publicidad pueden ser vendidas a menor precio.

 

También detectaron que cada vez son más los hogares (12,8%) que incluyen marcas propias de supermercados en algún rubro de sus compras, ya sea en alimentos o bebidas.

 

Los productos que más se imponen en el rubro de marca propia son los de freezer, hogar, almacén, heladera, cosmética y bebidas. No obstante, 2 de cada 3 consumidores dijo que "no se casa" con ninguna marca.

 

En este marco, el 77% de las personas relevadas dijo que dejó de comprar determinada marca por la suba de precios. Debido a esto, muchos dicen sentirse "decepcionados" y "engañados" por productos que disminuyeron en su calidad o en el tamaño de su envase.

 

De cara al futuro, Fitz Simón proyectó que el consumo se reactivará inicialmente en interior del país, impulsado por las mejores condiciones existentes en la comercialización de trigo, maíz y soja.

 

Por último, el informe de CCR concluye que "a pesar de la pérdida del poder adquisitivo, producto de la inflación y el aumento de tarifas, todavía hay paciencia y ganas de tener esperanza".




Recomienda esta nota: