15/10/2016

Argentina

Malcorra dijo que el anuncio de ejercicios militares en Malvinas causó "gran desazón" en el Gobierno

La Canciller de viaje en el Vaticano afirmó que el país expresó su disconformidad con las acciones del Reino Unido a través de vías internacionales.

Desde el Vaticano, adonde viajó como parte de la comitiva del presidente Mauricio Macri para su encuentro con el Papa Francisco, la canciller Susana Malcorra aseguró hoy que el anuncio de los ejercicios militares en las Islas Malvinas por parte del Reino Unido produjo una "profunda desazón" en el Gobierno argentino.


"Nos produjo una pena, una profunda desazón porque conlleva una presunción de hipótesis de conflicto", cuando la Argentina ha fijado en su Constitución hacer los reclamos por Malvinas "dentro del derecho internacional", aseguró Malcorra en una improvisada conferencia de prensa en la Embajada argentina.


Luego de que el jefe de Estado pidiera que las preguntas sobre Malvinas fueran dirigidas a la canciller, Malcorra señaló: "Estos ejercicios son una reiteración de una práctica que se realiza todos los años. No es nuevo, lo cual no le quita seriedad porque Argentina ha establecido en su Constitución hacer los reclamos dentro del derecho internacional". "Veremos si somos capaces de construir un diálogo para eliminar presunciones de conflicto", agregó.


Este viernes, el Servicio de Hidrografía Naval (SHN), dependiente del Ministerio de Defensa, informó que "las fuerzas militares inglesas que en forma ilegal ocupan el territorio argentino de las Islas Malvinas, han notificado que realizarán un ejercicio de armas que incluye lanzamiento de misiles".

 

Las acciones militares británicas se realizarán de 11:00 a 23:00 desde el 19 hasta el 28 de octubre próximos en la zona de Malvinas, lo cual fue repudiado por la Cancillería a través de dos vías: mediante un comunicado oficial y con una nota que fue entregada en mano al embajador británico en la Argentina, Mark Kent, quien fue citado al palacio San Martín al mediodía.


Malcorra señaló que ante el anuncio que Londres hizo a través de canales habituales, la Argentina recurrió a instrumentos de manejo internacional: convocó al embajador del Reino Unido, Mark Kent, para entregarle una nota de protesta y también envió una carta al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres.


Fue el vicecanciller Carlos Foradori el encargado de entregarle una nota a Kent "con una formal y enérgica protesta ante los mencionados ejercicios militares". En la misiva, además, el Gobierno le exigió al Reino Unido "que se abstenga" de realizar los ejercicios militares y advirtió que pondrá "en conocimiento de la situación al secretario general de las Naciones Unidas" Guterres. infobae.com


Recomienda esta nota: