16/10/2016

Argentina

Más de la mitad de la población apoya un paro general contra el Gobierno

Un estudio de la consultora CEOP reveló que un 54,6% están de acuerdo con la idea y que seis de cada diez personas piensan que lo que ofreció el Gobierno en materia de bono de fin de año es insuficiente.

Según un relevamiento de la consultora privada Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), un 54,6% de la población argentina estaría de acuerdo con la idea de un paro general contra el Gobierno.

 

La encuesta, cuyos resultados publica este domingo el diario Página/12, refleja además que seis de cada diez personas piensan que lo que ofreció el Gobierno en materia de bono de fin de año es insuficiente.

 

Consultados acerca de la postura sobre los dirigentes gremiales una inmensa mayoría de los encuestados (76,4%) afirma que no defienden los derechos de los trabajadores.

 

Para el informe que llevó a cabo la consultora que lidera el sociólogo Roberto Bacman, se entrevistaron 1200 personas en todo el país, respetándose las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social. La encuesta fue telefónica.

 

Bacman sostiene que "la mayor parte de los entrevistados (54,6 por ciento) exteriorizan su acuerdo con la posibilidad de un paro, en especial ante una fuerte percepción de caída en los salarios e ingresos que no alcanzan para llegar a fin de mes y una necesidad de que se reabran las paritarias para corregir tal falencia

 

Los resultados que se obtienen en esta pregunta están fuertemente asociados a los indicadores de aprobación de gestión del gobierno nacional: el acuerdo con el paro está fuertemente correlacionado a la desaprobación de gestión y viceversa. Desde el punto de vista de la segmentación actitudinal, la posibilidad de un paro es apoyada sustancialmente por el segmento de los opositores y rechazada de plano por los oficialistas. En los independientes, un 56,3 por ciento se vuelca por el paro.

 

 

Por su parte, el presidente Mauricio Macri mantiene una imagen positiva del 45 por ciento, con 51 por ciento que opina mal o muy mal del mandatario. Los que se declaran opositores siguen siendo más que los oficialistas, pero todo se estanca en algo parecido a dos mitades.



Recomienda esta nota: