12/01/2017

Argentina

Para Garavano, modificar la ley penal juvenil "es una deuda con la democracia"

El ministro de Justicia ratificó su visión de reformar "una ley de la dictadura" y señaló que los puntos claves tienen que ver con la edad y con hacer un abordaje temprano.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos Germán Garavano ratificó su postura a favor de modificar la actual legislación penal juvenil y expresó que el eje se centra en la edad y en la necesidad de abordar tempranamente a los menores que se inician en el delito.


Como justificación, el funcionario señaló que la actual ley "es un espanto, es una ley de Videla, de la dictadura", y sostuvo que su reforma, como propone el Gobierno para el año que viene, significa saldar "una deuda con la Democracia".


Garavano habló antes de comenzar una reunión de gestión con el presidente Mauricio Macri en la Casa de Gobierno. En diálogo con la prensa, reafirmó la necesidad de cambiar la ley actual del régimen de responsabilidad penal juvenil.


"En nuestra planificación, el tema es hacerlo después del período electoral, para no entrar en la discusión propiamente de la campaña, pero si se construye previamente consenso con los distintos actores o si los partidos políticos quieren discutirlo en el Parlamento, nosotros no tenemos problemas", afirmó Garavano.


Antes de comenzar la reunión con Macri agregó: "Lo que es importante es generar bases para saldar esta deuda que tenemos con la democracia".


"La ley actual es un espanto, es una ley de Videla, del año 80, de la dictadura, tiene más de 36 años, es una ley paternalista que no le reconoce derecho a los jóvenes, que no les permite a los jueces hacer un abordaje con una intervención más activas por parte del Estado", afirmó Garavano.


Ese ese sentido, amplió que "lo que hoy todos los expertos coinciden, de todas las corrientes, es que es una deuda de la democracia cambiar esa ley, no podemos seguir con una ley que nos ha traído a la situación en que estamos hoy y que nunca se modificó".


El ministro, quien esta tarde tiene prevista una reunión para analizar el nuevo régimen penal juvenil, agregó que "ya" estuvo "conversando con los más importantes dirigentes de la oposición para ir construyendo consensos".


"Para nosotros el eje, y la polémica siempre se centra en la edad, es poder tener realmente un régimen de responsabilidad penal juvenil que permita hacer un abordaje temprano, especialmente de los más jóvenes que cometen sus primeros delitos y que hay que tratar de sacarlos en ese momento, con una buena intervención del Estado, del círculo vicioso del crimen, porque si no ingresan en la mecánica del delito de la cual es difícil salir".


Garavano consideró "clave" poder "romper con ese esquema" en el que "cuando un joven se involucra en un delito, por más leve que sea, un hurto, a veces unas lesiones, un daño, que el Estado se haga presente y que empiece a trabajar con ese joven para que pueda realmente reinsertarse en un espacio educativo, en un espacio laboral".


Además, recordó un documento de la Iglesia señalando que hoy "entre un 70 y un 80 por ciento de las personas que están en las cárceles de mayores cometieron algún delito siendo jóvenes o tuvieron alguna interacción con el sistema penal juvenil".


Por eso, aseguró Garavano, "lo que nosotros tenemos que tratar es de que esas interacciones sean interacciones que permitan que los jóvenes no terminen después en las cárceles".


(lanacion.com)



Recomienda esta nota: