16/01/2017

Argentina

Amnistía Internacional, el CELS y Andhes reafirman el pedido de libertad a Milagro Sala

Los organismos de derechos humanos reiteraron que no hay motivos para que la líder de la Tupac Amaru esté presa. Se cumple un año de la prisión preventiva.

Este lunes se cumple un año de la prisión preventiva de Milagro Sala, por lo que las ONG Amnistía Internacional, CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales) y Andhes (Abogados y Abogadas Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales) reiteraron su reclamo de liberación de la dirigente social al Gobierno nacional y al provincial de Jujuy.


En un comunicado, las organizaciones respondieron a las excusas del gobernador Gerardo Morales y reiteraron que no hay motivos para mantener en prisión a la líder de la organización Tupac Amaru.


"Milagro Sala está detenida preventivamente y esto viola garantías del debido proceso y su presunción de inocencia. A esto se suman dos condenas -una penal y otra contravencional- por hechos de protesta que tienen consecuencias negativas para el ejercicio de este derecho", denunciaron las ONG.



  

Asimismo, mencionarion las irregularidades vigentes en la Justicia jujeña desde que asumió Morales: "Los procesos contra Sala ocurrieron en un contexto de vulneración de la independencia judicial debido a que varios funcionarios judiciales y contravencionales que intervinieron en las causas en las que Sala está involucrada fueron designados por el gobernador Morales", tal como lo señaló el Grupo de trabajo de la ONU.


En este sentido, consignaron que "el Grupo de Trabajo finalmente concluyó que en ninguna de las causas penales que hay en su contra las autoridades judiciales pudieron justificar adecuadamente que es necesario mantener presa a Sala porque existe peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación".


Además de estas tres organizaciones, el año pasado se sumaron al pedido de liberación de Sala el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, el premier canadiense, Justin Trudeau, y la ONG Human Rights Watch.



Recomienda esta nota: