18/01/2017

Argentina

Las polémicas frases de González Fraga: "Le hicieron creer a un empleado medio que podía viajar al exterior"

El flamante titular del Banco Nación no tuvo expresiones muy felices durante el primer año de gestión de Cambiemos.

El Gobierno nacional decidió continuar con los despidos en su "gabinete económico" para conformar un equipo "más homogéneo, alineado" y, en esa línea, echó a Carlos Melconian del Banco Nación. En su lugar asumirá Javier González Fraga, el ex funcinario del menemismo que durante el año pasado desató polémica en más de una oportunidad con controvertidas declaraciones.


En abril de 2016, en las jornadas ‘Experiencia Forrajera’ organizadas por la empresa de maquinaría agrícola CLAAS Argentina, el ex titular del Banco Central durante la administración de Carlos Menem, citó al polémico médico cercano al macrismo Abel Albino para comparar a los "chicos de las villas" y los "embarazados no deseados" con "animalitos salvajes" que van a "detestar ser educados".


"Cuando nace un chico en una villa, un embarazo no deseado, de una chica de 14 años, y la chica de 14 años que está más para ir a los recitales que para amamantar a un bebé, lo descuida, y ese chico, como dice Abel Albino, tiene 24 horas de hambre, se le pone una marca en el cerebro que va a detestar ser educado. Es como un animalito salvaje", disparó González Fraga.


Y argumentó: "No va a querer que lo eduquen, porque tiene desconfianza del mundo exterior. Por lo tanto, el combate a la pobreza por supuesto que es trabajo, por supuesto que es educación, pero sobretodo es vivienda y combate a la desigualdad".


Un més después, el economista radical defendió al gobierno macrista cuestionando que, durante la gestión anterior, "le hicieron creer a un empleado medio que su sueldo medio servía para comprar celulares, plasmas, autos", y agregó que lo vivido durante estos años "fue una ilusión, eso no era normal".


Asimismo, Fraga elogió el proyecto económico de Mauricio Macri y criticó "la burbuja de crecimiento populista del kirchnerismo". En contraposición, dijo que "eso ahora tiene que basarse en mayor productividad, exportaciones y hay que sincerar la economía".


Una semana después, y en medio del fuerte rechazo que recibió por esas declaraciones, el economista justificó sus dichos y reavivó la polémica: "Me alegra que la gente la pase bien, pero no es sostenible, y eso es lo que es criticable, por qué la sociedad argentina tiene tendencia a aceptar soluciones fáciles cuando ya debería saber que estas soluciones no llegan a buen puerto", dijo en diálogo con radio AM Belgrano.



Recomienda esta nota: