25/01/2017

Argentina

El Gobierno repudió formalmente actos de vandalismo en el monumento en Malvinas

La Cancillería presentó una nota a la Embajada del Reino Unido con una queja por los hechos ocurridos en el Monumento a la Memoria de los soldados argentinos caídos en el Conflicto del Atlántico Sur.

El Gobierno argentino presentó ante el Reino Unido una queja formal por actos de vandalismo ocurridos en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas, que incluyeron destrozos a una imagen de la Virgen de Luján, y reclamó su "inmediato esclarecimiento".


"Los daños al Monumento, cuya construcción fue posible gracias a la Declaración Conjunta suscripta por la República Argentina y el Reino Unido el 14 de julio de 1999, resultan particularmente lamentables teniendo en cuenta la reciente firma por ambos Gobiernos de los instrumentos que permitirán, con la colaboración de la Cruz Roja, la identificación de los soldados argentinos inhumados sin identificar en el cementerio de Darwin", indicó la Cancillería en un comunicado.


Y manifestó que "este avance significativo en tan sensible cuestión humanitaria no se condice con la intolerancia y violencia demostrada por quienes atentaran contra el lugar de descanso de los combatientes argentinos caídos en 1982".


"El Gobierno argentino reafirma una vez más sus legítimos derechos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, que son parte integrante del territorio nacional", completó el texto oficial.


La noticia sobre el ataque, ocurrido en medio de importantes señales de acercamiento entre gobierno argentino y el británico a partir de la asunción de Mauricio Macri en la Presidencia, fue brindada desde las islas por el encargado de mantenimiento y cuidado del cementerio y Monumento a los caídos en Malvinas del cementerio de Darwin, Sebastián Socodo.


"Destrozaron el rostro de la Sagrada Imagen (de la virgen de Luján), aplastando la corona y desapareciendo completamente la tez de la patrona de los argentinos", señaló, tras confirmar que se habían violentado cerraduras de la ermita.


Por su parte, la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur expresó su "enérgico repudio" a lo que consideraron como una "ofensa a la memoria de los 649 héroes nacionales y a los símbolos de nuestra fe mayoritaria".


"Anunciamos a toda la comunidad argentina que no cejaremos hasta que se esclarezca este acto de provocación incomprensible", añadió la entidad tras informar que solicitó a las autoridades británicas que investiguen la autoría del atentado y se castigue a los responsables, indicó la Comisión.


Advirtió además que este atentado se enmarca en una "escalada de hostilidad" por parte de algunos sectores británicos con proyección en ámbitos de influencia local hacia "el más importante homenaje que el pueblo argentino rindiera".


"Esa actitud deviene de un clima artificialmente provocado que atenta contra la sacralidad del lugar histórico y el cementerio, verificables en expresiones y actos realizados en los últimos tiempos", indicó la organización en un comunicado.




Recomienda esta nota: