31/01/2017

Argentina

Cristina ratificó su denuncia por escuchas telefónicas

La ex presidenta había denunciado el jueves que es objeto de "una feroz campaña de persecución política, mediática y judicial" y apuntó contra el gobierno de Mauricio Macri.

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner ratificó la denuncia por la filtración de conversaciones telefónicas que mantuvo con el ex director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli.


La ex jefa de Estado llegó a la sede judicial ubicada en la calle Zapiola y San Martín, de Río Gallegos, acompañada por cuatro custodios y por el abogado Marcelo Bersanelli.


La denuncia de la ex mandataria fue por los presuntos delitos de "violación de la privacidad", "abuso de autoridad", "violación de los deberes de los funcionarios públicos" y "malversación de caudales públicos".


El jueves pasado, la líder del Frente para la Victoria denunció que la difusión de los audios había sido "una maniobra de carácter criminal", al tiempo que había apuntado contra el juez federal Ariel Lijo, quien había ordenado la intervención del teléfono de Parrilli; la Corte Suprema de Justicia; e incluso señala al presidente Mauricio Macri como uno de los gestores de estas persecuciones.


En este sentido, sostuvo que desde que dejó la Presidencia viene siendo blanco de "una feroz campaña de persecución política, mediática y judicial" y que el Poder Ejecutivo Nacional lleva a cabo "maniobras coordinadas y convergentes con tal estrategia, filtrando, a través de las fuerzas de seguridad y el Ministerio que las conduce, información reservada de tales actuaciones judiciales".


Asimismo, la expresidenta denunció que "de manera subrepticia" viene siendo "víctima de maniobras de seguimiento que se practican sobre todos los movimientos" que realiza, tanto en Santa Cruz como también cuando se traslada a la Ciudad de Buenos Aires.



Recomienda esta nota: