02/02/2017

Argentina

Cerró la única fábrica textil de Neuquén y dejó sin trabajo a 35 operarias

La empresa había surgido en 2007 con ayuda del Estado. Las trabajadoras denuncian un lockout patronal y piden la intervención del ministerio de Trabajo. Los dueños aducen caída de la producción.
Cerró la única fábrica textil de Neuquén y dejó sin trabajo a 35 operarias | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Las trabajadoras esperan una intervención del Gobierno y la Justicia.

La fábrica Textil Neuquén cesó su producción y sus 35 trabajadoras decidieron ocupar las instalaciones en protesta contra lo que denominan un “lockout” patronal, ya que los propietarios no les avisaron del cierre.


 Uno de los socios propietarios de la empresa, Hernán Huerta, negó las acusaciones y afirmó que “las trabajadoras ya estaban advertidas del cierre de la fábrica. Hay crisis, no hay trabajo como en el resto del país”, y aseguró que “se pagarán todas las indemnizaciones correspondientes”.


Acompañadas de organizaciones sociales y en medio de una gran presencia policial, las mujeres resolvieron ingresar al predio. Se encontraron con el peor panorama: canastos plásticos cargados con bobinas de hilo, cajas de cartón desparramadas, un puñado de retazos de telas, algunas mesas y una gran desolación.


“Nosotras a partir del 16 de enero entramos en vacaciones, teníamos que incorporarnos a nuestros puestos de trabajo el lunes que viene y anoche –por el martes– nos llama un guardia diciendo que de la fábrica habían salido siete camiones, que se estaban llevando las maquinarias y las telas”, explicó la delegada de las obreras, Marina Catilao.


“Hace 11 años que trabajamos la mayoría de las trabajadoras. Hace 11 años que les dejamos los riñones en las máquinas a estos empresarios, la hermanos Diego y Hernán Huerta, que son los dueños de las tiendas Amici y Rochas, que está en el shopping. Ellos siempre aludían que la fábrica estaba en crisis, pero nunca nos imaginamos que iban a hacer esto”, se lamentó Catilao.


Las abogadas Mariana Derni y Natalia Hormazábal informaron que radicaron una denuncia en Fiscalía “porque estamos ante un clarísimo lockout patronal y las trabajadoras fueron totalmente estafadas, las maquina que se llevaron no son de ellos porque los sacaron con un crédito del gobierno provincial del Iadep, que jamas pagaron”.


Este jueves, las obreras textiles cortaron la Ruta 7 a la mañana, reclamando respuestas sobre su situación laboral.


Catilao explicó luego que levantaron la medida de fuerza para reunirse con el fiscal general José Gérez. Además, esperan la confirmación de una audiencia que se realizaría mañana por la mañana en la Subsecretaría de Trabajo.


Catilao manifestó que desde hace dos noches permanecen en el taller a la espera de respuestas y que decidirán cómo continuar en una asamblea, luego del encuentro con el funcionario judicial.


Por su parte, uno de los propietarios, Hernán Huerta, aseguró que las empleadas “ya estaban advertidas del cierre de la fábrica” y que “se pagarán todas las indemnizaciones correspondientes”.


En este sentido, el subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel, dijo que los empresarios se acercaron al organismo para oficializar el cierre de la textil y aclarar que se estaban enviando los telegramas de despido.


“Nosotros intervenimos desde diciembre, porque había una preocupación de los trabajadores con esta situación, se hicieron las audiencias respectivas, la empresa manifestó que no, que no era así, que no había esta situación, que ellos no estaban pensando en cerrar, esto quedó constancia en las actuaciones que tenemos nosotros, más, hicimos una inspección en planta y la, el abogado patrocinante de la empresa declinó la instancia administrativa”, expresó Seguel en declaraciones a LU5.


Las obreras cortaron la Ruta 7, frente a la textil que fue vaciada.




Recomienda esta nota: