03/02/2017

Argentina

Ahora Arribas presentó la escritura del departamento que habría vendido en Brasil

Ayer, el titular de la AFI modificó su versión y dijo que en realidad la suma de 70 mil dólares que recibió de Suiza fue por la venta de bienes muebles, entre ellos cuadros, mesas y sillas.

El director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas, imputado por la sospecha de haber recibido más de medio millón de dólares de la empresa brasileña Odebrecht, implicada en numerosos actos de corrupción, aportó nuevos documentos para intentar probar el origen de la suma depositada en una cuenta bancaria en Suiza.


El 27 de enero, en su primera presentación en los tribunales de Comodoro Py, el jefe de los espías informó que la transferencia denunciada por la diputada nacional Elisa Carrió obedecía a "parte de una operación de compraventa de un inmueble".


En tanto, ayer sorpresivamente el funcionario macrista modificó su versión y declaró ante la comisión bicameral de Inteligencia del Congreso que en realidad los objetos de la venta por la que cobró el dinero fueron bienes muebles, entre ellos mesas, sillas y cuadros de su propiedad.


Ahora, sin embargo, Arribas vuelve a confundir ambos objetos de venta. "El motivo de la operación fue la venta de los muebles existentes en la propiedad. El monto pagado por los mismos fue de 70.500 dólares estadounidenses. El 16 de octubre de 2013 el comprador tomó posesión del inmueble y los bienes muebles existentes", detalló el empresario futbolístico.


Para respaldar sus dichos, el funcionario difundió una escritura pública de donde surge que el precio del departamento fue abonado con anterioridad. "Al respecto, cabe aclarar que el importe fue saldado en su totalidad antes de la fecha de posesión, que como ya dijera ocurrió el 16 de octubre de 2013", agregó.

 

Arribas y su segunda, Silvia Majdalani, concurrieron el jueves al Congreso de la Nación para responder preguntas de diputados y senadores que fiscalizan el área de Inteligencia del Estado.


La causa judicial se inició luego de que el diario La Nación informara que el contador recibió 6 depósitos por casi 600 mil dólares, en 2013, cuando no era funcionario, y lo vinculó con una presunta coima de la empresa brasileña Odebrecht para acelerar las obras del soterramiento del Sarmiento. Días después, el mismo medio confirmó en virtud de un documento aportado por la entidad Credit Suisse que sólo hay acreditada una transferencia, por USD 70.500. (Con información de Infobae)




Recomienda esta nota: