10/02/2017

Argentina

Ezeiza y Aeroparque vuelven a implementar el "semáforo" detector de mentirosos

Se trata de un método aduanero que se implementó en 1994 y estuvo vigente hasta mayo de 2010.

Buscando agilizar los trámites aduaneros, la AFIP retomó el viejo método de control de pasajeros en los aeropuertos que reciben vuelos internacionales y que estuvo vigente hasta 2010: “el semáforo”. Se puso en marcha este viernes en los aeropuertos internacionales del país, como Ezeiza y Aeroparque.

 

“El semáforo” es un método aduanero que se implementó en 1994 y estuvo vigente hasta mayo de 2010. Funciona como una especie “detector de mentiras” para los pasajeros que ya declararon si adquirieron o no bienes en el exterior por encima de los U$S 300. Una vez en el sector de control aduanero, la persona toca un botón que encenderá una luz: si es verde pasa sin ningún control, pero si es roja debe someter su equipaje al escáner.

 

En la zona de revisión, el pasajero deberá elegir –según lo declarado previamente en el formulario de aduana-, qué fila hará: “no tiene para declarar” o “tiene para declarar”. El proceso se implementará con quienes digan “no tener para declarar”. En caso de prenderse la luz roja, el personal aeroportuario deberá verificar que el formulario coincida con lo que hay en el equipaje. Si eso no ocurre, los aduaneros podrán secuestrar los bienes y labrar el acta de infracción correspondiente.

 

Tips para tener en cuenta:

 

1. El formulario se brinda al pasajero antes del arribo o en el punto de control aduanero.

2. Corresponde un solo formulario por grupo familiar.

3. La aduana se reserva –independientemente del semáforo- la potestad de revisar tanto al pasajero como a su equipaje.

4. De acuerdo a las normas vigentes, cada pasajero tiene una franquicia de USD 150 para viajes a países limítrofes. Asciende a los USD 300 para compras en el resto de las naciones. Se paga un impuesto correspondiente al 50 por ciento del excedente sobre la franquicia.





Recomienda esta nota: