21/03/2017

Argentina

La Corte Suprema confirmó la condena de 15 años de prisión para el padre Grassi

El sacerdote afronta una causa por los delitos de "abuso sexual agravado" contra un menor de edad en la Fundación Felices los Niños. No quedan más recursos ni apelaciones.
La Corte Suprema confirmó la condena de 15 años de prisión para el padre Grassi | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Julio César Grassi, el sacerdote condenado a 15 años de prisión por el abuso de un niño.

La Corte Suprema de Justicia confirmó este martes la condena a 15 años de prisión para el sacerdote Julio César Grassi por abuso a un menor al que debía cuidar.

El tribunal desestimó, por unanimidad, los recursos presentados en la causa que tiene como imputado a Grassi, convalidando lo decidido por la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, así como los que había presentado la querella pidiendo el aumento de la pena.

De este modo, quedó firme la sentencia dictada por el Tribunal en lo Criminal n°1 de Morón, Provincia de Buenos Aires, que condenó a Grassi de 15 años de prisión como autor reiterado de los delitos de abuso sexual agravado por resultar sacerdote, encargado de la educación y guarda del menor-víctima en concurso real entre sí.

El fiscal Alejandro Varela, quien participó en el juicio en que Grassi fue condenado a 15 años de prisión por los delitos de "abuso sexual agravado" contra un menor de edad en la Fundación Felices los Niños, afirmó que "no hay más recursos o apelaciones".

"Esta es una causa que se inició en el año 2000 y recién tuvo su cierre definitivo 17 años después, y para eso hubo que recorrer todas las instancias procesales y resolver la cantidad de recursos que la defensa desplegó para sentar ante la Justicia al acusado", dijo Varela, citado por Télam.

Grassi todavía debe responder ante la Justicia en otras dos causas: una por el alquiler de la quinta en la que vivía frente a la fundación, y otra que espera la elevación a juicio por el desvío de alimentos de la fundación hacia el penal en el que está alojado?, añadió el fiscal.

Varela recordó que "Grassi estuvo detenido 30 días en 2002, luego cumplió dos meses de prisión domiciliaria y desde el fallo de la corte bonaerense en septiembre de 2013 está alojado en la unidad penal de Campana, por lo que ya cumplió aproximadamente cuatro de los 15 años de su condena".

Por su parte, el abogado querellante, Juan Pablo Gallego, se mostró muy conforme con la resolución e incitó a que la Iglesia tome una decisión sobre su continuidad como Padre. "No hay más dudas, no hay más complot, no hay más ataques a las victimas. Es un cura pedófilo y debe ser expulsado de la Iglesia", indicó en declaraciones al canal TN.



Recomienda esta nota: