13/04/2017

Argentina

Advierten que el aumento del endeudamiento externo puede derivar en una crisis

Según un informe de la Universidad Austral, "de mantenerse el ritmo actual, la Argentina se expone a llegar al 2018 con indicadores de deuda deteriorados".
Advierten que el aumento del endeudamiento externo puede derivar en una crisis | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Advierten que el incremento del endeudamiento externo podría derivar en una crisis.

El acelerado incremento del endeudamiento en moneda extranjera va "erosionando" poco a poco los indicadores de deuda y, de mantenerse el ritmo actual, se llegaría al 2018 con índices "muy deteriorados" que podrían desembocar en una crisis. Así lo advirtió un informe de la Universidad Austral divulgado este jueves.

"La Argentina tenía una situación de endeudamiento moderado o bajo a fines del 2015, pero el acelerado incremento del endeudamiento en moneda extranjera va erosionando poco a poco los indicadores de deuda", sostuvo el economista Federico De Cristo, de esa universidad.

El especialista alertó que "de mantenerse el ritmo actual, la Argentina se expone a llegar al 2018 con indicadores de deuda deteriorados".

"El relativamente bajo nivel de endeudamiento público a fin del 2015 se debió a la imposibilidad de emitir deuda en el exterior por el conflicto irresuelto con los holdouts, lo que se solucionó hacia mediados del 2016", explicó.

No obstante, "como país emergente, la Argentina enfrenta limitaciones para el endeudamiento público que no padecen los países desarrollados, y que podrían desembocar en una crisis", señaló De Cristo, citado por la agencia NA.

"En consecuencia, para poder afrontar situaciones tales como una caída abrupta de precios de exportación o de aumentos acelerados del costo de deuda, el nivel de deuda externa no debe ser demasiado elevado. Ambas situaciones podrían hacer insostenible el nivel de deuda y desencadenar una crisis", alertó. En este sentido, explicó que "muchos países emergentes, y sobre todo la Argentina, tienen mercados de capitales poco desarrollados".

"Estos sirven para canalizar los ahorros hacia inversiones mediante acciones, instrumentos de deuda y otros instrumentos financieros", completó.

Además consideró que "mercados de capitales reducidos y poco desarrollados suelen tener el problema adicional de la mala asignación de fondos, lo que se convierte en un problema cuando se interrumpe el flujo de financiamiento".

Según el economista de la Universidad Austral, en Argentina el mercado de capitales maneja un volumen muy reducido que no alcanza para financiar grandes inversiones y el déficit fiscal.

"Ello nos hace dependientes de otras vías de financiamiento. Es por ello que el gobierno debe optar por recurrir a la emisión de dinero o a la deuda externa para financiarse. Por lo general, períodos de elevada inversión también presentan financiación desde el exterior", cerró De Cristo.



Recomienda esta nota: