17/04/2017

Argentina

Desfinanciamiento

Derribando mitos: el cine argentino no se financia con plata del Estado

El gobierno de Cambiemos arremetió contra el INCAA utilizando una insólita denuncia mediática para justificar el desguace.
Derribando mitos: el cine argentino no se financia con plata del Estado | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

El cine argentino en crisis por el embate del macrismo.

En la avanzada del macrismo en contra de la cultura y los avances logrados durante el gobierno kirchnerista, la víctima ahora es el cine nacional.

El titular de Medios y Servicios Públicos, Hernán Lombardi, comparó días atrás al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) con "una bolsa de lodo que se abre permanentemente", como consecuencia de las "capas geológicas" que se suceden por los nombramientos de "cargos políticos" de funcionarios que pretenden "enquistarse" en el Estado.

Las declaraciones de Lombardi en TN ocurrieron luego del desplazamiento del titular del organismo, Alejandro Cacetta, en el marco de una denuncia impulsada por el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, quien elevó documentación a la Oficina Anticorrupción (OA) para que se investigue el manejo de los fondos.

El INCAA es un ente autárquico que maneja un presupuesto anual de 1.500 millones de pesos (aproximadamente la mitad es para el Fondo de Fomento) y una planta de 700 personas con una interna sindical muy fuerte entre UPCN (predominante y más dispuesta a negociar con las autoridades) y ATE (más combativa). El macrismo sostiene que quiere garantizar la transparencia de la gestión y terminar con los bolsones de corrupción. Desde el sector audiovisual, en cambio, hablan de una virtual intervención en el organismo y el riesgo de una fuerte reducción no sólo de personal sino también de los fondos del sector.

Así explica el conflicto el sitio Otros Cines. El INCAA tiene dos grandes fuentes de financiamiento. El 25% del monto que los canales de televisión pagan al ENACOM (ex AFSCA, ex COMFER); y el impuesto del 10% a las entradas de cine. El sector audiovisual teme que el gobierno quiera reducir o directamente anular ambas fuentes de ingresos.

En la denuncia de Animales Sueltos se indicó, entre otras cosas, que la ENERC había gastado más de 8 millones de dólares en construcciones que nunca se hicieron. La realidad es que sede de la escuela en Moreno 1199 fue puesta a nuevo, ampliada con dos subsuelos y capitalizada con mucho equipamiento de última generación para la producción de cortos y largometrajes. También se abrieron en los últimos años varias sedes en el interior del país.

En las redes sociales actores, actrices, directores, productores y más salieron a defender al cine nacional bajo el hashtag #DefiendoCineArgentino:








Recomienda esta nota: