23/04/2017

Argentina

"Es un tema de honor": Lorenzetti demandará a Carrió por un millón de dólares

El abogado del presidente de la Corte Suprema de Justicia señaló que “lo de Carrió es temerario y malicioso” y que con juicio el magistrado busca “preservar su honor y credibilidad”.
Ampliar (1 fotos)

Ricardo Lorenzetti y Elisa Carrió.

Jorge Rizzo, abogado de Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema de Justicia, representará al magistrado en el juicio que le iniciará a la diputada nacional Elisa Carrió (Coalición Cívica) por daños y perjuicios.

"Es un tema de honor", explicó Rizzo. Lorenzetti cree que, por la investidura que ostenta, su credibilidad social y honorabilidad son algunos de los valores que debe proteger. Sin embargo, esa defensa no puede hacerla de cualquier modo: su condición de magistrado limita su exposición en los medios, por lo que el único camino posible es el de los tribunales.

"Pensamos que lo de Carrió es temerario y malicioso. Mansilló la credibilidad y el honor del presidente de la Corte, que se ha visto perjudicado", sostuvo Rizzo y añadió: "Más allá de que el dinero jamás pueda resarcir ese daño, creemos que la indemnización que debe pagar no puede ser liviana".

Todavía no fue definido el monto que Lorenzetti reclamará por daños y perjuicios, y el equipo de Rizzo continúa trabajando en cuantificar el daño, pero lo seguro es que tendrá "al menos seis ceros" en dólares. Es decir, al menos un millón de dólares, aunque esa suma muy probablemente sea superada.

Rizzo explicó que tras una primera carta documento para que se rectifique, Carrió no sólo no cesó en sus ataques, sino que intensificó su embestida.

"¿Qué podemos hacer nosotros? ¿Nos quedamos mirando cómo lo despedazan a este tipo? ¿Un señor normal se queda quieto?", se preguntó Rizzo y respondió: "Por su investidura, Lorenzetti no puede salir a hablar. Él es juez, presidente de la Corte Suprema… No le queda otra que ir a los tribunales. Nadie tiene ganas de ir a juicio, y estoy seguro de que mi defendido preferiría no hacerlo, pero no se puede dejar que Carrió siga haciendo su campaña con el honor de Lorenzetti".

Consultado sobre si la demanda no interferiría en el trabajo de Carrió como diputada de la Nación, el abogado explicó: "Carrió tiene que probar lo que denuncia, si no cualquiera dice cualquier cosa. Por ahí no cometió delito, pero su campaña de descrédito tiene consecuencias jurídicas. Y en el derecho civil no hay fueros".

Si bien aún no presentó la demanda, cuando lo haga habrá mediación obligatoria previa. "Si pide disculpas, Lorenzetti se las va a aceptar, y seguramente le pedirá que se retracte públicamente". El juez de la Corte no tiene un plazo perentorio para presentar la demanda, por lo que "los tiempos los va a marcar él", afirmó Rizzo

"En las entrevistas que dio recientemente, Carrió dijo que va a perder la chacra… Ella sabe que va a perder, porque no tiene pruebas. Los juicios se ganan en tribunales, no en los medios", relató Rizzo, quien además trazó un paralelo entre este juicio y el otro en el que le tocó defender a un juez de la Corte, Carlos Fayt. "La maniobra era decir que era un viejo que ya no daba más. Hasta que que probamos que no estaba 'gagá'… Pero se instala una idea y se insiste con eso buscando una saturación moral para desgastarlo completamente. Esto se hace a través de los medios, pero a tribunales no va nadie".

Luego de varias denuncias en los medios, Carrió presentó finalmente un pedido de juicio político contra Lorenzetti por presuntos hechos de corrupción argumentando que "hay 23 causales" para remover a Lorenzetti.


Recomienda esta nota: