28/04/2017

Sucesos

Femicidio

Caso Araceli: el principal sospechoso está prófugo y apartaron a tres policías de la causa

El dueño de la casa donde se encontraron los restos de la chica se dio a la fuga antes del allanamiento. Ya había declarado en tres ocasiones en las que reveló que había tenido relaciones sexuales con ella.

El jueves mientras los padres de Araceli Fulles marchaban por su aparición con vida, sus restos eran encontrados en una casa de Alfonsina Storni 4.477 de José León Suárez, partido de San Martín, a pocas cuadras de donde se realizaba la movilización.

Por el hecho hay 6 detenidos y un prófugo, que es principal sospechoso del femicidio, Darío Badaracco de 29 años.

Asuntos Internos de la Policía Bonaerense desplazó a 3 policías, uno de los cuales es hermano de 2 de los 6 detenidos. Se trata de Elián Ismael Ávalos, numerario en Tres de Febrero. Los otros son el subcomisario Hernán Humbert, a cargo de la Comisaria 8 de San Martín, y el oficial principal José Gabriel Herlein, numerario de la 5 de San Martín.

De ellos se sospecha por la falta de rigurosidad en los diversos rastrillajes y por la posible filtración de información que permitió la huida de Badaracco.

Por el caso están aprehendidos por homicidio agravado Jonathan y Emanuel Ávalos (hermanos del policía separado), Marcos Ibarra y Carlos Damián Alberto Cassalz. Y hay 2 compañeros de trabajo de Badaracco detenidos por supuesto encubrimiento agravado.

Según las fuentes de la investigación, el cuerpo de Araceli estaba semienterrado, a unos 35 centímetros de profundidad, bajo una losa de cemento y tapado con material de construcción. Lo descubrieron los perros de la Policía.

En un momento se dijo que estaba descuartizado, pero los peritos determinaron que estaba de cúbito dorsal y las extremidades inferiores flexionadas hacia atrás.

Policía Científica trabajaba en la casa (que pertenece a la madre del principal sospechoso) para encontrar más elementos de prueba, entre ellos la ropa de la chica de 22 años.

A simple vista los forenses no pudieron determinar la causa de la muerte, un dato que aporta la autopsia de este viernes.

Además, quieren establecer si la casa de la calle Alfonsina Storni fue el lugar del femicidio o si, como se sospecha, la chica fue asesinada en otro lugar y la llevaron ahí para ocultar el cadáver.

Los pesquisas de la DDI de San Martín, que trabajan bajo las directivas de la fiscal de la causa Graciela López Pereyra, siguen buscando Badaracco.







Recomienda esta nota: