25/05/2017

Argentina

Michetti dijo que hay que consumir menos leche y comprar más bienes durables

Consultada sobre la caída en la adquisición del producto en la población, la vicepresidente ensayó una curiosa justificación y afirmó que “la calidad de vida no sólo tiene que ver con el consumo”. Audio.
Michetti dijo que hay que consumir menos leche y comprar más bienes durables | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Michetti propone consumir menos alimentos básicos para comprar una casa. Foto Twitter

La vicepresidenta Gabriela Michetti justificó la baja en el consumo de leche registrada en el últmo año en el país afirmando que el modelo propuesto por el Gobierno tiene que ver con una transferencia de los ingresos desde el consumo de bienes muy básicos o "no durables" hacia bienes más perdurables como una casa, a través de un crédito hipotecario, lo cual redundaría en una verdadera mejora en la calidad de vida.


“La calidad de vida no sólo tiene que ver con el consumo”, sostuvo Michetti durante una entrevista en Radio La Red con Jonatan Viale. Éste le dijo que para ganar las elecciones tenían que aumentar el consumo, porque en el último año había bajado la venta de leche. En efecto, según datos del propio Ministerio de Agroindustria, en 2016 cada argentino tomó cuatro litros menos de leche que un año antes, con una caída del 9,2%. La ingesta por persona se redujo así a 40,1 litros anuales, una proporción de menos de media taza por día, alcanzando el nivel más bajo de consumo desde 2003.


Ante la consulta, la segunda de Mauricio Macri ensayó una enrevesada teoría sobre los basamentos del plan económico de Cambiemos: "La calidad de vida no tiene que ver sólo con el consumo. Lo que yo llamo raíces para el crecimiento y el desarrollo, estoy hablando de un modelo también de crecimiento para las familias que tiene alguna diferencia con solo consumir los famosos bienes no durables”, planteó.


“Parte de ese consumo que se iba en cosas más superficiales o más pequeñas en términos de lo que significan para la vida pase a ser un consumo que tenga que ver con la inversión en una casa”, sostuvo Michetti, y puso de ejemplo los créditos hipotecarios a baja tasa a los que podrían acceder los jóvenes con ingresos medios. La vicepresidenta sugirió que mejorar verdaderamente la calidad de vida se vincula con mejorar la vivienda, el barrio, las escuelas, como desde su perspectiva ocurrió en la Ciudad de Buenos Aires, en donde aquello se consiguió acortando el tiempo que las personas perdían en llegar al trabajo.


“Creo que eso es calidad de vida, mucho más que comprarte tres camisas en vez de una o dos televisores porque te salen más fácil o más barato o porque podés tener muchas cuotas”, insistió, declarando al pasar que si bien es necesario cuidar el poder adquisitivo, es necesario realizar ese cambio de parámetros y que el Gobierno va en esa dirección.






Recomienda esta nota: