25/05/2017

Argentina

Habló la mujer de uno de los muertos en Olavarría: "El Indio fue irrespetuoso"

María José Suárez subrayó el rol de la organización del evento en la muerte de Juan Francisco Bulacio y de Javier León, su esposo.
Habló la mujer de uno de los muertos en Olavarría: El Indio fue irrespetuoso | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Recital del Indio Solari en Olavarría.

A dos meses del recital del Indio Solari en Olavarria, finalmente se dio a conocer este jueves que los dos fanáticos fallecidos durante el show murieron por "asfixia" y no por el consumo de sustancias.

Tras la noticia, la mujer de uno de ellos subrayó el rol de la organización del evento en la muerte de Juan Francisco Bulacio y de Javier León, su esposo. 

"Ahora no me para nadie", afirmó María José Suárez, la viuda de León. "Tengo una hija de nueve años y un adolescente de 17. Vos no te das una idea lo que los perjudicaron los comentarios esos", lamentó en relación a la defensa planteada por los organizadores del recital, que apuntaba a que Javier murió por consumir alcohol y marihuana. 

"No murió un drogadicto más", aclaró la mujer. "Están muy equivocados y lo quisieron pasar así. Intentan eso, pero yo no se los voy a permitir", completó, citada por bigbangnews.com.

Para Suárez, la responsabilidad de la muerte de su marido le cabe tanto a los hermanos Marcos y Matías Peuscovich (productores del concierto), como al intendente de Olavarría Ezequiel Galli y al propio Indio Solari.

"No lo puedo dejar ajeno a todo esto porque el sabía la capacidad de gente que entraba en el lugar y no le interesó. No tuvo ni siquiera la delicadeza ni la parte humana de decir que lamentaba lo que pasó. Es una falta de respeto", dijo en referencia a la responsabilidad de Solari.

"Nosotros fuimos honestos, fuimos a un show, compramos los tickets, y me devolvió un marido muerto y una familia colapsada", agregó. "No te puedo describir lo que es mi vida ahora. Fue un irrespetuoso. Allegados a los abogados de él hasta llegaron a cuestionar que mi marido estuvo esa noche ahí".

La mujer insistió en la deficiente organización del show: "Él no podía respirar, estábamos apretujados. Se comenzó a desvanecer y se puso pálido, como si le bajara la presión. Era imposible sentarse, así que a empujones y a los gritos logré llevarlo para un lateral".

"Aún no había empezado el recital y ya tenían un montón de gente descompensada", recordó Suárez, sobre el colapso de la atención médica en el predio. "Y cuando me dicen que tengo que ir para el hospital me costó horrores salir. Tenía que caminar a contramano de la caravana de gente que seguía entrando cuando el show ya había comenzado", completó.




Recomienda esta nota: