11/08/2017

Argentina

La preguntaron a Vidal ¿por qué hay que creerle? y se enfureció

El periodista cuestionó a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires por medidas y promesas del oficialismo; la reacción de la mandataria sorprendió por su énfasis.
Ampliar (1 fotos)

A horas del cierre de campaña, entre acto y acto, los candidatos no se pierden la oportunidad de llegar al electorado y acceden a cuanta entrevista periodística se presenta. Eso hizo esta noche la gobernadora de la Provincia, María Eugenia Vidal, quien si bien no se postula a nada, se puso la campaña de Cambiemos al hombro, junto a los candidatos oficialistas.

Junto a Esteban Bullrich, Graciela Ocaña, Gladys González, Héctor "Toty" Flores y Guillermo Montenegro, candidatos de Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires, Vidal se presentó esta noche en el programa "Intratables" y respondió las preguntas del panel, pero una chicana del panelista Diego Brancatelli enfureció a la gobernadora, quien replicó con datos y dejó sin palabras al militante K.

"Yo no elegí vivir en una base militar para que mis hijos no tengan problemas de inseguridad. Yo vivo en una base militar porque doy peleas que ningún gobernador dio. Porque dejaron una bala en mi casa. Porque entraron a mi oficina de noche dos policías. Porque tuve amenazas con una persona que tenía una granada en su casa. Porque amenazaron a mi familia más de una vez. Por eso vivo en una base militar", explicó.

Vidal tomó el guante y disparó: "Hablemos de verdad de pobreza cero porque ahí si que me enojo. Hay tanta hipocresía y doble discurso... No querían decir (en el kirchnerismo) la pobreza que había. No la querían ni mostrar, les daba vergüenza la pobreza que tenía la Argentina mientras el país, como decían ellos, crecía a tasas chinas. Y todos recorríamos los barrios y veíamos como se estaba llenado de droga y de narcotráfico. Ni lo mostraban, eso no era parte de la Argentina".

Visiblemente molesta por el cuestionamiento del periodista, confeso militante K, Vidal aclaró que "yo no soy de las que se enojan y me manejo tranquila, pero me rompo el alma y el "quetejedi" todo el día recorriendo el Conurbano. A mí la pobreza no me la cuenta nadie. Hace 10 años que recorro las villas. Entonces, hablemos de verdad".


Recomienda esta nota: