28/08/2017

Argentina

Adelantan que una plaga de langostas aún peor está por llegar a Tucumán

Lejos de que el problema vaya a solucionarse, todo indica que los insectos se seguirán multiplicando en los próximos meses.
Ampliar (1 fotos)

La plaga de langostas preocupa a Tucumán.

La plaga de langostas que viene esparciéndose por Tucumán y otras provincias genera temor y preocupación especialmente entre productores rurales, pero es sólo el inicio. Lejos de que el problema vaya a solucionarse, todo indica que las mismas se seguirán multiplicando en los próximos meses.

Así lo reconoció Héctor Medina, director del Programa Nacional de Acridios, del Senasa, organismo que concentra la lucha contra estos insectos a nivel nacional.

“Lamentablemente, esto se va a complicar; el problema va a seguir escalando”, admitió el funcionario, según Agrolavoz.

El problema -según Medina-, es que las condiciones climáticas, con temperaturas altas para esta época del año y humedad, favorecen el desarrollo de las langostas. Comentó que se detectó en Santa Fe, Chaco y este de Santiago del Estero la imposición de huevos, lo que implica que la plaga se hará mucho más grande cuando nazcan las crías y lleguen a adultas, lo que puede tardar entre 45 y 60 días.

Medina también fue tajante en este sentido: “el problema puede crecer 100 veces o hasta 500 veces”. El cálculo se debe a la enorme capacidad reproductiva de la langosta: las hembras pueden poner hasta 50 huevos por postura y son capaces de hacer de dos a cinco posturas. Para Medina, es fundamental reducir la población de acridios antes de que la situación se torne aún más inmanejable. En Santiago del Estero y Chaco, por ejemplo, se hicieron 5.000 hectáreas de aplicaciones por vía aérea.

En Santiago del Estero y en Tucumán ya se han detectado daños en cultivos y en pasturas. “Hemos registrado daños en trigo, monte nativo y pasturas. No son tan graves a nivel macro, pero sí a nivel de lote. Teniendo en cuenta la dispersión, los daños son pocos, pero a un productor le puede llevar gran parte de su producción. Y la alimentación de la langosta puede empezar en cualquier momento”, alertó Medina. (La Gaceta)



Recomienda esta nota: