25/09/2017

Argentina

El Gobierno libera el precio de las naftas a partir de octubre

Desde el Ministerio de Energía anunciaron la finalización del "Acuerdo para la Transición a Precios Internacionales", por lo que desde la próxima semana las propias refinerías establecerán los precios del combustible según las reglas del mercado.
El Gobierno libera el precio de las naftas a partir de octubre | El Diario 24 Ampliar (2 fotos)

Desde Casa Rosada esperan que las empresas no suban los precios.

El Ministerio de Energía a cargo de Juan José Aranguren liberará los precios de los combustibles a partir del domingo próximo, de manera que en los surtidores volverán a regir las reglas de mercado por primera vez en 16 años.


El Ministerio les avisó a las refinerías que el acuerdo que existe para sostener el valor de la nafta queda suspendido. Por lo tanto, a partir del primero de octubre, el precio del combustible será libre y cada empresa cobrará lo que considere. Se espera que el Gobierno Nacional haga hoy el anuncio oficial, pero el ministro Aranguren ya se adelantó y le envió una carta el viernes de la semana pasada a las empresas avisándole de la suspensión de la medida, que cada 3 meses permitía el aumento de la nafta (y que vence el 31 de diciembre).


La nota que tiene fecha del viernes pasado está firmada por el propio Aranguren y habla de la terminación del "Acuerdo para la Transición a Precios Internacionales de la Industria Hidrocarburífera Argentina".


Ese convenio, que se concretó a principios de este año por el acuerdo de las empresas refinadoras de combustibles y el acompañamiento del Gobierno, contemplaba la revisión trimestral de precios en base a la evolución de la cotización del crudo, el precio de los biocombustibles y el tipo de cambio. E implicaba la vigencia de un "precio sostén" para la producción petrolera local.


Uno de sus puntos sostenía que si el precio del petróleo a nivel internacional se mantenía por encima de determinado nivel durante 10 días, el convenio caería. Según la nota de Energía, el 13 de septiembre pasado se cumplió esa condición.


"Dentro de lo previsto en el Acuerdo, un aumento de los precios internacionales permitiría la liberación de los precios internos y de ese punto en adelante mantener la paridad con los mismos con un funcionamiento pleno de las reglas de mercado", dice la nota.


De esta forma, se espera que las empresas aumenten entre el 7 y el 12 por ciento el valor de la nafta. Sin embargo, hay varios factores clave: el precio del dólar y del barril de crudo; y ver qué hace YPF. Sucede que si la petrolera estatal no aumenta, el resto no incrementaría los precios ya que no serían competitivos.


Con el acuerdo, las refinerías le pagaban US$ 55 el barril a las petroleras para que se siguiera sosteniendo el valor y la industria continuara invirtiendo y manteniendo los puestos de trabajo. Ahora está en US$ 58, por eso el ministerio ve ahí la razón para suspender el acuerdo.


En el sector privado hicieron varias lecturas a partir de la decisión de Aranguren. Si se aplicaba el acuerdo, la coyuntura actual de precios hubiese provocado un aumento en torno al 6% en los combustibles. Pero al darle de baja, el Gobierno dejó la decisión del lado de empresas como YPF, Shell, Axion y Pampa Energía, entre otras.


La Casa Rosada y Energía estiman que las petroleras no remarcarán pizarras en octubre debido a la sensibilidad que generan las elecciones. Lo hicieron en el pasado, cuando Cristina Kirchner comandaba el gobierno, y lo repetirían ahora.


De todas maneras, la administración de Macri esperaba más tarde o más temprano volver a una situación de mercado. De hecho, se había anunciado que a partir del primer día del año próximo el convenio por el cual se ajustaban los precios de los combustibles caería, y no sería reemplazado por otro. (La Nación, TN.com.ar)



Recomienda esta nota: