27/09/2017

Argentina

Economía

Economistas se preguntaron "¿Por qué Argentina no crece?" e intentaron dar una respuesta

José Luis Espert, Agustín Etchebarne y Bernabé García Hamilton brindaron una charla en la facultad de Derecho de la Universidad de Palermo.
Ampliar (1 fotos)

En la Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo se llevo a cabo la conferencia “¿Por qué crecen los países?" organizada por la Maestría en Derecho con orientación en Derecho Empresarial y con el apoyo de la Fundación Libertad y Progreso y el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL). En la misma expusieron José Luis Espert, economista y autor del libro “La Argentina Devorada”, de Editorial Galerna; Agustín Etchebarne, economista y Director General de la Fundación Libertad y Progreso; y Bernabé García Hamilton, abogado y profesor de Análisis Económico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo.

En la conferencia se analizó e intentó responder a una duda que en todo el mundo se formula cotidianamente en los ámbitos académicos ¿Por qué algunos países desarrollan sociedades democráticas y prósperas, mientras otros autocráticas y con poco desarrollo socioeconómico?

En este sentido, Bernabé García Hamilton, inició la exposición haciendo un raconto histórico de aquellas sociedades que han logrado un desarrollo económico sostenido durante los últimos siglos, destacando que –en general- han sido aquellas con un sistema político estable, con gobiernos cuyos poderes han sido limitados y equilibrados entre sí. En estas sociedades el sistema institucional obligan a las autoridades a preservar los derechos las personas: (i) la vida, (ii) las libertades y (iii) los bienes (la propiedad).

Por su parte, Agustín Etchebarne hizo hincapié en que el intercambio internacional de bienes y servicios, que aumentó fuertemente desde la revolución industrial, es lo que permite a las sociedades mayores niveles de prosperidad y mejoras en las expectativas y calidad de vida. Los índices muestran que aquellas sociedades con mayor libertad económica son aquellas con mayores ingresos per capita, mayor porcentaje de educación en sus habitantes, y menor corrupción, entre otros beneficios.

Finalmente, José Luis Espert, desarrollando las ideas de su libro y refiriéndose a la situación Argentina trató de explicar por qué Argentina, un país que en desde 1875 hasta 1950 aproximadamente había estado entre los 10 países más ricos del mundo, a partir de entonces cayó por encima del puesto 50, aumentando los índices de pobreza y atravesando reiteradamente graves crisis económicas y sociales. En este sentido destacó que el cierre de sus fronteras al comercio internacional (no desarrollando sus exportaciones y cobrando los aranceles más alto del mundo a las importaciones), un déficit fiscal constante pero con un gasto público ineficiente que no vuelve en servicios públicos a los argentinos, tasas de recaudación muy altas sobre los sectores formales y al mismo tiempo con gran tasa de evasión en los sectores informales, y una legislación laboral y estructuración sindical fascista, son –entre otros- componentes de un circulo vicioso que ha estado devorando a la Argentina y no permitiendo las condiciones que permite su desarrollo y crecimiento económico.

Al finalizar las exposiciones hubo preguntas del público hacia los expositores que generó un interesante debate tendiente a intentar contestar las preguntas:¿Por qué crecen los países? ¿Por qué Argentina no?

 


Recomienda esta nota: