12/10/2017

Argentina

Descubren una estafa al PAMI por 30 millones de pesos

Falsificaban información de afiliados fallecidos para seguir recibieno medicamentos para diabéticos.
Ampliar (1 fotos)

Millonaria estafa en al PAMI.

Se descubrió una mega estafa al PAMI por alrededor de 30 millones de pesos, en la que son investigados médicos, funcionarios y farmacéuticos, por utilizar troqueles truchos e historias clínicas apócrifas para seguir recibiendo medicamentos correspondientes a beneficiarios que ya fallecieron.

José M, Antonio P y Rosa G son tres de los casi 2 mil jubilados, y afiliados al PAMI, que fallecieron hace más de dos años, pero sus nombres nunca fueron dados de baja del padrón porque eran utilizados por funcionarios, médicos y farmacéuticos para estafar a la obra social más grande del país en 30 millones de pesos a través de diversas maniobras. Por ejemplo, en vida, ninguno de ellos era diabético, sin embargo, se les "armó" una historia clínica apócrifa para hacerlos pasar como parte de los 1.133 afiliados "activos", a los cuales se les proveyeron 23.330 unidades de tiras reactivas a través de 583 farmacias de todo el país para detectar exceso de azúcar en sangre. A otros 863 jubilados, también muertos, se les armó un historial médico que los hacía figurar como insulino dependientes para, a través de otras 364 farmacias, hacer constar la entrega mentirosa de insulina.

Estas y otras maniobras en perjuicio de la obra social, como el millonario suministro de medicamentos a beneficiarios falsos, fueron detectadas por la UFI-PAMI a cargo del fiscal federal Javier Arzubi Calvo y ya son investigadas en los tribunales de Comodoro Py.

Mientras ocurre este asalto a las finanzas del PAMI, los jubilados padecen la demora de hasta seis meses en la entrega de una silla de ruedas, o de ocho meses en el suministro de un audífono, solo por dar algunos de los ejemplos que se acumulan en la Defensoría de la Tercera Edad, a cargo de Eugenio Semino.

Por su parte, prestadores de sectores como psiquiatría, rehabilitación o geriatría, denuncian demoras en los pagos que pueden llegar hasta casi un año y amenazan con cortes de servicios.

Estos tipos de maniobras, utilizando el número de afiliados al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJP), no es nuevo, viene de arrastre de administraciones anteriores y, según el fiscal especial, continúa con la actual administración.

Según el dictamen al que accedió Infobae, el perjuicio económico contra las arcas del PAMI, solo en lo que va del año, ascendería a 30 millones de pesos.

 

 


Recomienda esta nota: