14/11/2017

Argentina

Marcos Peña se refirió a los kirchneristas como "reaccionarios"

Calificó de "pioneros" a sus antepasados señalados por el "genocidio" de pueblos originarios y obreros en la Patagonia y se enojó por "el cantito ´Macri basura, vos sos la dictadura´".
Ampliar (1 fotos)

Marcos Peña, duro contra los votantes de Cristina.

A pesar del discurso dialoguista de Cambiemos -principalmente destacado desde la llegada a la Casa Rosada hasta los últimos comicios legislativos-, el éxito electoral parece haber desatado cierto nudo discursivo o, dicho en otros términos, soltado algunas cuerdas. En este caso, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, un dirigente "especialista en comunicación", eligió fuertes palabras para defenestrar no sólo a los dirigentes kirchneristas, sino también a los votantes que optaron por esa fuerza política en los últimos años y, particularmente, este 22 de octubre.

Es que, consultado respecto de las estrategias que podría seguir la oposición y específicamente el peronismo para convertirse en una alternativa competitiva contra Cambiemos, el poderoso ministro coordinador descartó al kirchnerismo de la posibilidad de integrar un frente de ese tipo al calificarlo de tener "una visión más reaccionaria y conservadora, antigua y obsoleta de cómo funciona el mundo" y de subvalorar "ciertos principios éticos".

Tras asentir que "es probable que persista una parte del pensamiento asociada al kirchnerismo, como un conjunto de valores", Peña desestimó que la futura oposición pueda "amalgamar también a quienes votaron en octubre por el kirchnerismo": "Hay una parte del pensamiento del voto kirchnerista que es antagónico al nuestro. Tienen una visión más reaccionaria y conservadora, una visión antigua y obsoleta de cómo funciona el mundo y una subvaloración de ciertos principios éticos".

Al escuchar los duros términos del funcionario PRO, Jorge Fontevecchia intentó aclararle que su pregunta no era sobre los dirigentes sino que apuntaba "a votantes" del kirchnerismo, pero Peña redobló la apuesta y acusó a quienes eligieron a Unidad Ciudadana de tolerar hechos de corrupción que, en su mayoría, están aún en investigación judicial: "El que votó a Cristina Kirchner hoy, en 2017, transmite esos valores. No digo que tolere la corrupción, digo que tiene una visión distinta respecto a las responsabilidades o al peso de la corrupción en la administración pública. De otra manera, no la hubiera votado".

No conforme, el funcionario público emprendió una dura agresión contra los militantes kirchneristas, y en particular contra los de La Cámpora y el exministro Axel Kicillof, focalizada en una chicana sobre la ropa que visten y la música que escuchan que utilizó consultado sobre un supuesto "retroceso en todo el mundo" de la izquierda.

"Para la izquierda, el símbolo pasa a ser más importante que la realidad. Algunos dicen: “¡Volvamos a los 70!”. Incluso la gente joven de La Cámpora transmite un mensaje reaccionario. Se viste igual que en los 70, canta los mismos temas, transmite los mismos valores. Retoma un pasado que puede idealizar como una reacción defensiva frente al cambio. Para muchos progresistas, el haber votado orgullosamente a Scioli refleja esa incongruencia. La izquierda clásica, con la caída del Muro, quedó en un lugar muy descolocado. Como el ex ministro Kicillof, que se basa en un pensador económico de la Alemania Oriental de los años 80 como modelo", disparó Peña.

En el mismo tono pero en otro tramo de la nota, el exjefe de Gabinete del gobierno porteño se refirió a los inicios del PRO en la Ciudad y "la duda de converger o no con el peronismo no kirchnerista" previo a las elecciones de 2015. "En sucesivas etapas fuimos reafirmándonos y nos decíamos: ´Lo que hacemos tiene valor, va a crecer´. Nos sirvió perder con Ibarra en 2003. Crecimos, superamos discusiones internas. Maduramos", dijo, y agregó: "Con el tiempo fuimos combatiendo esa idea. Hasta el final del día que discutimos si nos aliábamos o no con Massa en 2015".

Allí, se refirió a si "hubiera sido un error aceptar la propuesta de (Eduardo) Duhalde de que Macri fuera candidato a presidente en 2003 por el PJ", y lanzó otra dura respuesta en tono de chicana hacia el espacio político que gobernó la Argentina por 12 años: "Ese es un punto de inflexión de nuestra historia. Es difícil hacer la contrafáctica. A veces, hasta Mauricio piensa: ´¿Qué hubiera sido del país sin el kirchnerismo?´. Pero tomó la decisión correcta".

Como en varios fragmentos del reportaje, Peña fue consultado sobre su opinión de la dictadura y si en Cambiemos "tienen un problema psicológico" con el tema, pero terminó enojado o apuntando hacia otros lados, como cuando fustigó el "tener que rendir examen" en materia de derechos humanos" y se enfureció contra el "cantito ´Macri basura, vos sos la dictadura´".

"Nosotros creemos que la reconciliación existe en la universalización de ciertos valores. La Argentina, en su inmensa mayoría, rechaza el autoritarismo, la dictadura, la tortura, la violación de los derechos humanos, y condena lo que ocurrió en el período de dictadura. Punto uno. Punto dos: hubo una decisión política del gobierno anterior de agitar y mantener vivo ese conflicto por un tema de manipulación política. Punto tres: hemos sido siempre taxativos y claros en compartir los valores del punto uno y de rechazar la actitud del punto dos", precisó Peña en primer lugar, para luego sostener que lo ocurrido en el caso Santiago Maldonado se ubicaría en el "punto dos".

Y finalizó: "No creemos que sea un tema donde tengamos que rendir examen. No somos la continuidad de ninguna dictadura. Es perverso, humana y políticamente, el cantito ´Macri basura, vos sos la dictadura´. No aceptamos esa idea".

Luego, cuestionado acerca del "árbol genealógico de la parte Braun de su familia", Peña hizo un raconto respecto de la composición y origen de la misma, consignó que "esa historia familiar generó mucha polémica" y explicó esa situación calificando como "pioneros" a los integrantes de su familia acusando de masacrar pueblos originarios y obreros.

"Esa historia famiiar generó mucha polémica en torno a cómo fue esa ocupación de la Patagonia, cómo fue esa historia de pioneros. No sé exactamente cuántos son, pero hay cientos de descendientes, hay de todo en esa familia. Supongo que Verbitsky pone mis apellidos maternos para colgarme una etiqueta. Yo no tengo ningún problema porque, como siempre digo, soy orgulloso hijo de mi madre y de mi abuelo científico", aseguró.


Recomienda esta nota: