06/12/2017

Argentina

"Argentina Federal": gobernadores peronistas forman un bloque en Diputados

Con un piso de 31 integrantes, la bancada podrán por sí solos garantizar, sesionar y aprobar leyes del oficialismo.
Gobernadores del PJ forman un bloque en Diputados y allanan el camino a reformas
Suman 31 diputados que, si acuerdan con Cambiemos, podrán por sí solos garantizarle la sanción de leyes al Gobierno. Se llamará Argentina Federal y su presidente será Kosiner
 Imagen de NOELIA BARRAL GRIGERA
por  NOELIA BARRAL GRIGERA
0
 Gobernadores del PJ forman un bloque en Diputados y allanan el camino a reformas
Cuatro gobernadores peronistas pusieron ayer en marcha el anunciado interbloque de diputados que esperaba el Gobierno y que se volverá una pieza clave para Cambiemos en la aprobación de proyectos estratégicos en la Cámara baja. Con un piso de 31 integrantes, la bancada impulsada por Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Sergio Casas (La Rioja) y Juan Manzur (Tucumán) y acompañada por Domingo Peppo (Chaco), Carlos Verna (La Pampa), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y el único no peronista, Hugo Passalacqua (Misiones), tendrá la llave para permitirle al oficialismo, con su sola ayuda, sesionar y aprobar leyes.
 
Con un armado basado en el bloque Justicialista, que aportará el grueso de los diputados (19 entre salteños, riojanos, chaqueños, pampeanos y entrerrianos), el sector operará bajo el nombre de Argentina Federal y sumará también a peronistas no kirchneristas sin referencia en los ejecutivos provinciales, como el actual integrante del bloque Justicialista Diego Bossio, el randazzista Eduardo "Bali" Bucca, el petrolero Alberto Roberti,y la jujeña Carolina Moisés, que regresa a la Cámara tras haber tenido fuerte protagonismo durante el debate de la Ley de Medios y protagonizar en 2012 un escandaloso incidente de tránsito en su provincia.
El interbloque será la tercera minoría de la Cámara, detrás de Cambiemos (que tendrá 108 diputados, aunque anoche había conversaciones entre Nicolás Massot y Alfredo Olmedo para sumar al salteño al oficialismo) y del Frente para la Victoria (con entre 67 y 68 bancas, incluyendo la de Julio De Vido, que por estar preso no podrá hacer uso de su voto).
Largamente anunciado, el armado de un interbloque de diputados referenciado en los gobernadores estuvo en boca del oficialismo y la oposición desde junio pasado y se concretó finalmente ayer, en el despacho de Schiaretti. El cordobés se reunió con Urtubey, Casas y Manzur, con la excusa de analizar la nueva edición del Dakar, que pasará por sus provincias. La noticia, en cambio, fue el nacimiento de Argentina Federal.
La nueva bancada erosionó a otro espacio integrado por mayoría de peronistas, el Frente Renovador, que perdió a una de sus patas más importantes: los cordobeses que articulaban con Sergio Massa, fruto de su alianza política con José Manuel De la Sota. Golpeado tras el resultado electoral, el espacio del tigrense quedará con apenas 17 diputados. El lugar de interlocutor privilegiado del Gobierno que ocupó durante dos años será ahora copado por el naciente interbloque.
De hecho ayer, en su primera reunión, ese espacio discutió qué postura adoptar frente a uno de los debates más calientes que deberá enfrentar en breve: la reforma previsional, que ya fue aprobada en el Senado y modifica a la baja el cálculo de la movilidad jubilatoria. El primer acuerdo al que llegaron los diputados de Argentina Federal fue la decisión de que darán el debate sobre ese proyecto, respecto del que aún no tienen una postura unificada. Podría darse la paradoja de que en la primera votación de peso en que les toque tallar, los diputados del interbloque voten divididos.
A la par de las definiciones en esta nueva configuración del poder en Diputados, el oficialismo terminó de negociar con la oposición el reparto de los lugares entre las autoridades de la Cámara. Al frente del cuerpo continuará Emilio Monzó, secundado en la vicepresidencia primera por José Luis Gioja. El Frente para la Victoria retendrá ese lugar después de una disputa sorda con Cambiemos, que terminó cediendo. La vicepresidencia segunda quedará el radical mendocino Luis Petri. Y la vicepresidencia tercera se la llevó el cordobés Martín Llarllora, flamante representante de Argentina Federal. Todos empezarán a ejercer en lo inmediato: en Cambiemos esperaban la publicación de la convocatoria a sesiones extraordinarias en el Boletín Oficial de hoy.

Cuatro gobernadores peronistas pusieron en marcha este martes el anunciado interbloque de diputados que se volverá una pieza clave en la aprobación de proyectos estratégicos en la Cámara baja.

Con un piso de 31 integrantes, la bancada impulsada por Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Sergio Casas (La Rioja) y Juan Manzur (Tucumán) y acompañada por Domingo Peppo (Chaco), Carlos Verna (La Pampa), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y el único no peronista, Hugo Passalacqua (Misiones), tendrá la llave para permitirle al oficialismo, con su sola ayuda, sesionar y aprobar leyes.
 
Con un armado basado en el bloque Justicialista, que aportará el grueso de los diputados (19 entre salteños, riojanos, chaqueños, pampeanos y entrerrianos), el sector operará bajo el nombre de Argentina Federal y sumará también a peronistas no kirchneristas sin referencia en los ejecutivos provinciales, como el actual integrante del bloque Justicialista Diego Bossio, el randazzista Eduardo "Bali" Bucca, el petrolero Alberto Roberti,y la jujeña Carolina Moisés.

El interbloque será la tercera minoría de la Cámara, detrás de Cambiemos (que tendrá 108 diputados, aunque anoche había conversaciones entre Nicolás Massot y Alfredo Olmedo para sumar al salteño al oficialismo) y del Frente para la Victoria (con entre 67 y 68 bancas, incluyendo la de Julio De Vido, que por estar preso no podrá hacer uso de su voto).

Schiaretti se reunió con Urtubey, Casas y Manzur, este martes con la excusa de analizar la nueva edición del Dakar, que pasará por sus provincias. La noticia, en cambio, fue el nacimiento de Argentina Federal.

La nueva bancada erosionó a otro espacio integrado por mayoría de peronistas, el Frente Renovador, que perdió a una de sus patas más importantes: los cordobeses que articulaban con Sergio Massa, fruto de su alianza política con José Manuel De la Sota. Golpeado tras el resultado electoral, el espacio del tigrense quedará con apenas 17 diputados. El lugar de interlocutor privilegiado del Gobierno que ocupó durante dos años será ahora copado por el naciente interbloque.

Este martes, en su primera reunión, ese espacio discutió qué postura adoptar frente a la reforma previsional, que ya fue aprobada en el Senado y modifica a la baja el cálculo de la movilidad jubilatoria. El primer acuerdo al que llegaron los diputados de Argentina Federal fue la decisión de que darán el debate sobre ese proyecto, respecto del que aún no tienen una postura unificada. Podría darse la paradoja de que en la primera votación de peso en que les toque tallar, los diputados del interbloque voten divididos.

A la par de las definiciones en esta nueva configuración del poder en Diputados, el oficialismo terminó de negociar con la oposición el reparto de los lugares entre las autoridades de la Cámara. Al frente del cuerpo continuará Emilio Monzó, secundado en la vicepresidencia primera por José Luis Gioja. El Frente para la Victoria retendrá ese lugar después de una disputa sorda con Cambiemos, que terminó cediendo. La vicepresidencia segunda quedará el radical mendocino Luis Petri. Y la vicepresidencia tercera se la llevó el cordobés Martín Llarllora, flamante representante de Argentina Federal. 


Recomienda esta nota: