07/12/2017

Argentina

PROducción

Producir en la Argentina es 6% más caro que cuando asumió Macri

En septiembre aumentó un 3,6% con respecto al mismo mes del año pasado.
Ampliar (1 fotos)

La producción aumentó de precio en la "era Macri".

A veces, los dirigentes políticos plantean críticas cuando son oposición, pero luego asumen cargos y sus propias medidas terminan empeorando eso que antes criticaban. Parece ser el caso del presidente Mauricio Macri, que tanto antes como una vez en la Casa Rosada, le reclamaba al empresariado de “reducir costos”, y sin embargo sus propias decisiones políticas y económicas provocaron que producir en la Argentina sea un 6% más caro que cuando asumió.

Los esfuerzos autoproclamados por el Gobierno no sirvieron de nada, ya que los costos de producir en la Argentina son un 6% más altos, en términos reales, que a principios de 2016, impulsados fundamentalmente por los tarifazos de Juan José Aranguren, el alza en las tasas de interés y, en último término, por los aumentos salariales producto de las paritarias.

Los datos surgen del flamante Índice de Costo Argentino de la Producción (ICAP) de la Fundación de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), del que ayer se presentó el primer informe, con datos hasta septiembre de este año.

En el noveno mes del año, el costo de la producción aumentó un 3,6% en términos reales con respecto a septiembre del año pasado. El ICAP se ubicó en septiembre torno a los 106 puntos. El índice toma como base 100 el mes de enero de 2016, lo que implica que desde ese mes hasta el final del tercer trimestre de este año el costo de la producción en la Argentina aumentó un 6% en términos reales.

La "buena noticia" para Macri, si así pudiera llamarse, es que el ritmo de crecimiento interanual viene desacelerándose en los últimos meses, aunque todavía no se pueda confirmar fehacientemente una tendencia a la baja de esos costos.

Luego de una baja de casi 2% mantenida durante el primer trimestre del año pasado, el costo argentino tuvo desde agosto del año pasado una tendencia al alza que finalmente parece estar revirtiéndose. La suba interanual del 3,6% de septiembre fue menor que la de agosto (6%) y julio (7,2%). Sin embargo, el ICAP fue un 0,1% más alto en septiembre que en agosto.

“Con los datos que hay, se observa que se está desacelerando el ritmo de crecimiento (internual) del costo de la producción. No obstante, no se puede decir que hay una tendencia a la baja”, entre otras cosas, porque “dos meses no pueden determinar una tendencia”, apuntó la directora de Economía y Finanzas de la Fundación UADE, Silvia Caviola.

En el acumulado desde enero de 2016 influyen en particular los ajustes de tarifas y los incrementos de los salarios reales del sector privado, según explicó Caviola. Específicamente en septiembre, el impacto obedeció también al alza de la tasa de interés.


Recomienda esta nota: