07/12/2017

Argentina

Luis D´Elia pidió "libertad a todos los presos políticos" al ser detenido

Fue detenido como Zannini por la denuncia de Nisman. Habría nuevas detenciones.
Ampliar (1 fotos)

Pidió libertad para los presos políticos.

Luis D ´Elia salió a atender poco antes de las 7 de la mañana a la Policía en la puerta de su casa en Laferrere. Minutos después el dirigente kirchnerista salía esposado por orden del juez Claudio Bonadio, en la causa por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA. "Quieren humillar a la oposición", gritó.

Siguió: "No me importa ir preso porque esta es una causa política. Quieren humillar a toda la oposición. Basta de dictadura macrista".

La detención de D´Elía fue una de las tantas que ordenó el juez Bonadio junto con el pedido de desafuero a Cristina Kirchner para poder detenerla. A la madrugada había sido detenido el exsecretario de Legal y Técnica kirchnerista, Carlos Zannini, en Río Gallegos. Luego cayó preso el dirigente islámico Jorge 'Yussuf' Khalil y el exlíder de Quebracho, Fernando Esteche negociaba entregarse. A Héctor Timerman por su estado de salud le concedieron una detención domiciliaria.

El operativo en la casa de D´Elia comenzó poco antes de las 6.30. Integrantes del partido Miles comenzaron a congregarse en la puerta. Una vez que D´Elia salió detenido, su esposa, la diputada provincial Alicia Sánchez (FpV), calificó el hecho como "una injusticia" frente a los periodistas.

"Yo les pido que dejen de hacer este circo para la población, eso lo puedo entender, pero lo que no puedo entender es la injusticia. Esto es abrir las puertas del infierno. No puede ser que en la Argentina haya presos políticos", se quejó.

"Esto habla muy mal de los argentinos, este gobierno no es eterno y tiene que frenar esto de los presos políticos porque no parece un gobierno democrático", dijo.

Después contó que D'Elía es diabético e insulino dependiente, como Lázaro Báez y Julio De Vido.


Recomienda esta nota: