07/12/2017

Argentina

Cristina Kirchner: "Macri encabeza una organización política y judicial para perseguir a la oposición"

La senadora de Unidad Ciudadana brindó una conferencia en el Congreso para fijar su postura frente al pedido de desafuero y detención en su contra resuelto por el juez Bonadio. Señaló que la causa por presunto encubrimiento no tiene asidero jurídico y afirmó que "no se va a callar ni se va a dejar provocar", y que continuará defendiendo los intereses de las mayorías.
Ampliar (1 fotos)

Este jueves la senadora de Unidad Ciudadana Cristina Kirchner se refirió desde el Congreso al pedido de desafuero y detención en su contra resuelto por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa que investiga el supuesto encubrimiento a los acusados iraníes de cometer el atentado a la mutual israelita AMIA en Buenos Aires.


La intervención de la ex presidenta estuvo estructurada en base a tres cuestiones principales. La demostración del "absurdo" jurídico que implica dicha acusación, para lo cual citó pasajes del mismo fallo emitido por Bonadio; la denuncia sobre la existencia de una organización política y judicial dirigida por el presidente Mauricio Macri dirigida a perseguir, intimidar y provocar a la oposición e intentar callar su voz en el Congreso; y tercero, la reafirmación de que "no se dejará someter por 'la espada de Damocles' de las emanazas de prisión preventiva y continuará defendiendo los intereses de las mayorías, hoy castigadas y amenazadas con medidas aún mayores de ajuste y empobrecimiento.


Acompañada por legisladores y dirigentes del Frente para la Victoria, Unidad Ciudadana y del PJ en las oficinas del bloque del FpV en la Cámara de Diputados, CFK comenzó agradeciendo las muestras de solidaridad ante este ataque al Estado de derecho de parte no sólo del arco peronista sino de sectores de la oposición.


A continuación recordó que "el 10 de octubre dimos una conferencia y difundimos un video sobre el absurdo de la acusación por encubrimiento al atentado a la AMIA por la firma del Memorandum", hecho anticipatorio de las detenciones concretadas hoy contra varios ex miembros del anterior gobierno y de dirigentes menores.


En este sentido, aclaró que el referido Memorandum fue un acto de política exterior y por lo tanto no negociable. "La causa fue inventada sobre hechos que no existieron. Todo esto que está sucediendo es un despropósito", señaló la anterior mandataria. "Desde el punto de vista jurídico, todo esto es un despropósito". "No hay causa, no hay delito, Bonadio lo sabe, el gobierno lo sabe, el presidente Macri lo sabe", agregó.


Al respecto, consideró que el objetivo del magistrado federal fue "provocar daño personal y político a los opositores". "Esto no tiene nada que ver con la justicia y la democracia", sostuvo la senadora en la rueda de prensa.


En esa línea, expuso uno de los entuertos expresados por Bonadio en su fallo, necesario para poder apelar a la figura de 'traición a  la patria'. Bonadio sostiene que los dos atentados terroristas (AMIA y Embajada de Israel) son actos de guerra. Es la única manera que encontró en su mundo jurídico traído de los pelos para poder acusar de traición a la patria", declaró.


Al respecto indicó que el desvarío de uno de los jueces más cuestionados del país llega a tal grado que incluso se permite acusar de parcialidad y de armar escenarios para imputaciones no sólo a ex funcionarios nacionales sino también a internacionales. Se refería al ex secretario de Interpol Robert Noble, quien en su momento certificó que Argentina nunca había solicitado dar de baja las alertas rojas contra los iraníes tras la firma del documento.


"Refiriéndose a la actuación de Noble, Bonadio dice textual 'todo ello nos lleva a dudar de la imparcialidad que tendría que tener Noble y que por su relación con Timerman prestó colaboración a los imputados para armar una puesta en escena'", leyó CFK, retrucando que quienes arman escenarios ficticios para imputar y detener acusan a otros de tales estratagemas.


Con relación a la segunda línea, y de un modo no habitual en sus acusaciones, Cristina Kirchner señaló que "estas medidas degradan la justicia y hacen al presidente Mauricio Macri responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición", apuntando directamente contra el mandatario.


"Mauricio Macri es el director de la orquesta y Bonadio ejecuta la partitura judicial", describió. Y pasó a enumerar los objetivos de esta avanzada inédita en democracia: Esto es una gran cortina de humo que tiene cuatro objetivos: Intimidar, asustar, a la oposición y a la gente en las calles, para disciplinar. Tapar el fracaso de las políticas económicas del Gobierno. Provocar una reacción política para reafirmar su relato de un enemigo interno, y, además, no quieren que nuestra voz esté en el Senado. Hoy deberíamos comenzar nuestra tarea de legisladores. No nos quieren denunciando el saqueo a los trabajadores", enfatizó.


Diestramente, CFK redirigió la atención del tema desde su situación política como senadora a "los problemas de millones de argentinos que necesitan soluciones y respuestas". "Quiero decirles que no nos vamos a callar, no nos vamos a dejar intimidar y tampoco nos vamos a dejar provocar", reafirmó.


"Finalmente, quiero decirle al Gobierno y a Macri que la campaña electoral terminó en octubre, y que Los jubilados necesitan saber que sus haberes no van a ser disminuidos, los trabajadores necesitan saber que sus derechos no van a ser destruidos".


Luego la referente de Unidad Ciudadana respondió preguntas de periodistas presentes. Entre los aspectos relevantes de sus declaraciones se destacan su afirmación de que "más importante que medir la actitud (del bloque del senador Pichetto y del resto de las bancadas) sobre el desafuero, lo que voy a solicitar a todos los integrantes del peronismo es que se pronuncien defendiendo más que a una senadora, a la necesidad de custodiar los derechos de los trabajadores"; ,a posible determinación de acudir a organismos internacionales por el pedido de desafuero." "Estamos hablando de hechos producidos en un marco jurídico internacional que determina que los miembros deben resolver sus diferencias según esas reglas." Y por último su convicción respecto a que "la resolución de Bonadio está directamente vinculada con mi asunción como senadora y fundamentalmente con el papel que puedo desempeñar en el Senado. Por ejemplo, la reforma previsional pudieron votarla porque no había ningún legislador en contra. "




Recomienda esta nota: