18/01/2010

Argentina

El justo recuerdo de un buen hombre

Se cumplen 27 años de la muerte de don Arturo Illia, quien debería ser un verdadero ejemplo para los políticos argentinos.

El 18 de enero de 1983 falleció en Buenos Aires el doctor Arturo Umberto Illia. Fue médico rural, legislador en Córdoba, diputado nacional por aquella provincia (1948-1952) y presidente de la Nación (1963-1966).

Se lo depuso con un golpe militar el 28 de junio del tercer año de su mandato. Su gestión se caracterizó por la honestidad y por la vigencia de las libertades públicas.

El golpe que depuso a Illia fue encabezado por el general Juan Carlos Onganía quien contó con el apoyo de vastos sectores del sindicalismo peronista y se apoyó en una despiadada campaña de los medios de prensa contra el presidente radical.

Había nacido en Pergamino (provincia de Buenos Aires) el 4 de agosto de 1900.

El Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, que preside el senador Ernesto Sanz, programó un homenaje al ex presidente en el Cementerio de la Recoleta de Buenos Aires.



Recomienda esta nota: