13/02/2018

Argentina

Un conocido pastor evangélico jujeño fue atropellado y falleció

El control de alcoholemia le habría dado al automovilista superior a 1,90, según trascendió.
Ampliar (1 fotos)

El control de alcoholemia dio altísimo para el conductor que mató al pastor.

Lamentable fue el episodio que se vivió en la ciudad de Monterrico, en la provincia de Jujuy, donde un conductor alcoholizado, a bordo de su coche, atropelló a dos hombres y huyó cobardemente por otras arterias de la ciudad tabacalera.

Luego los vecinos encontraron el rodado estacionado en una de las calles de esa ciudad dando cuenta a la Policía de inmediato Una de las víctimas que circulaba en una bicicleta y que fuera embestida por el irresponsable conductor, murió en el hospital.

Sin dudas fue un hecho que conmocionó a todo Monterrico. Eran aproximadamente las 22,15 del pasado sábado cuando dos hombres que circulaban por las calles España y Bolivia de la ciudad tabacalera, de pronto fueron sorprendidos y atropellados por un auto de color oscuro marca Renault Megane, conducido por un joven de 24 años en estado de ebriedad.

El alcoholizado chofer, luego de su violenta acción, se dio a la fuga y abandonó el auto a pocas cuadras del lugar.

Uno de los accidentados por este sujeto falleció a pocas horas en el nosocomio local donde fue trasladado, mientras que la otra víctima se encuentra en estado reservado pero fuera de peligro. Ambos son trabajadores de Monterrico.

La víctima fatal tenía 45 años y fue identificado como Víctor Hugo Sosa, padre de familia, era albañil y venia junto a su compañero de realizar una tarea de losa en un domicilio particular. Sosa además era conocido por ser un actor activo de una iglesia evangelista local.

Acerca del conductor del Megane que fue detenido posteriormente por la policía después de haber encontrado el auto en calle Jujuy gracias al importante aporte de los vecinos que actuaron rápidamente. Fue frente a la biblioteca popular donde había sido abandonado el rodado, siendo el conductor detenido muy cerca de este lugar.

En la requisa al vehículo se encontró bebidas alcohólicas varias y además se habría comprobado que quien mató a Sosa estaba ebrio con un porcentaje de alcohol en sangre de 1,91 siendo el permitido de 0,5.

Intervino personal policial de la Seccional 29§ de Monterrico, la ambulancia del hospital local, y los protagonistas para que el caso se resuelva y se detuviera al prófugo fueron los vecinos, quienes aportaron datos certeros a los policías para que ellos actuaran.


Recomienda esta nota: