14/03/2018

Argentina

Un relevamiento demostró que la intención de voto a Macri cayó estrepitosamente

El 53% de los argentinos prefiere que no siga en la Casa Rosada.
Ampliar (1 fotos)

Más de la mitad de los argentinos no quiere saber nada con verlo de nuevo en la Casa Rosada.

Mauricio Macri parece decidido a ir en busca de su reelección en 2019. Tras el cónclave de Cambiemos durante el fin de semana autorizó a sus espadas a salir a decirlo en público. Ahora, una encuesta privada le dio una mala noticia, ya que el 53% de los argentinos dice no estar dispuesto a votarlo.

A solo un año y medio de las elecciones de 2019, un estudio de la consultora Raúl Aragón & Asociados estimó que sólo el 31,7% dice que lo votaría, número que marca un panorama muy lejano a los comicios 2015 donde el líder PRO resultó elegido como jefe de Estado argentino.

Si bien a pesar de las medidas de ajuste la imagen del mandatario se mantiene alta, con un 44,6%, comparado con los valores positivos cercanos al 60% que registraba anteriormente los índices de Macri se desplomaron. Además, el 45,9% de los argentinos lo califica negativamente.

En esa línea, el 17,8% de todos los electores sugiere que lo votó pero no volvería a hacerlo: “Antes le creí, pero no cumplió”, es la respuesta de esa porción de la población electoral, según el relevamiento de opinión pública a nivel país sobre una muestra de 2873 casos efectivos.

Otro de los elementos relevados a través del estudio es el de las tres de las grandes promesas de campaña del presidente, es decir "Pobreza Cero", "unir a los argentinos" y "eliminar el narcotráfico". Sólo la supuesta batalla contra los narco recibió una calificación positiva, con el 57,3% que considera que la lucha contra esta problemática está siendo exitosa, mientras que los otros dos están lejos de una valoración favorable al macrismo por parte de los argentinos.

En cuanto al objetivo de alcanzar Pobreza Cero, el 70,8% sostiene que no se está avanzando en esa dirección.

Respecto a la legalización del aborto, demanda que el Gobierno utilizó ante la fuerte presión popular al abrir el juego al debate en el Congreso, registra en el público una aprobación mayoritaria, aunque con una polarización importante: el 49,9% está a favor de su legalización, mientras que el 38,4% está en contra.

Finalmente, la pena de muerte, como instaló Jaime Durán Barba, encuentra a una ajustada mayoría de la ciudadanía a favor, con un 49,2% contra el 44,8% que se opone a ella.(politicargentina.com)


Recomienda esta nota: