11/07/2018

Argentina

Carrió hizo alarde de una propina de $100 y chicaneó a Marcos Peña

Mas allá de sus exabruptos contra los radicales, y de sus charlas de propias, ahora la diputada se reivindica por sus "chistes".
Ampliar (1 fotos)

Esta vez se tomó un gin&tonic en lugar de un café.

Elisa Carrió llevó de viaje sus chistes a la provincia de Córdoba. Allí, el martes al mediodía, participó de un almuerzo con empresarios en la Bolsa de Comercio local. En ese lugar estuvo acompañada por dos diputadas, Leonor Martínez (Coalición Cívica) y Olga Rista (UCR). Y desde ese lugar, a 700 kilómetros de distancia de Buenos Aires, le mandó un mensaje a Marcos Peña.

Fiel a su estillo, a través de Twitter y con una sonrisa irónica, la líder de la CC-ARI le dijo al jefe de Gabinete: "¡Qué chistoso este bife de chorizo!". Así hizo referencia a la cena del presidente Mauricio Macri, Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y los integrantes de la cúpula de la UCR, Alfredo Cornejo, Gerardo Morales y Ernesto Sanz, en la Quinta de Olivos.

Es que la semana pasada, tras el ida y vuelta de Carrió con algunos referentes de la UCR, Peña consideró: "Hay que tener cuidado de no herir al otro por más que se entienda que son chistes".

Ella había dicho que formó parte del partido centenario, que se fue de allí y que "lo manejaba de afuera". Y, luego, ya sin tono gracioso, acusó a Cornejo, presidente de ese espacio, de haber estado con el kirchnerismo.

No fue la única "broma" que hizo. De nuevo, en la red social, mostró que esta vez dejó una buena propina al terminar su cena. "Me reivindico con la propina de La Plata". Aquella vez había dejado solo $5 por un café y dos tostados. Ahora, $ 200.

De todas maneras, como ella misma prometió, deberá volver a la ciudad de las diagonales para cumplir con su palabra de recompensar al mozo que se quejó por la poca plata que dejó y hasta aseguró que la diputada no tomó un café sino un gin tonic. (tn.com.ar)


Recomienda esta nota: