13/09/2018

Argentina

Liberaron a Cohen Arazi por los abusos en Independiente

La justicia decidió revocar la prisión preventiva del relacionista, que pasó seis meses detenido. También fueron beneficiados el árbitro Bustos y el representante Ponte.
Ampliar (1 fotos)

El Procurador Bonaerense adelantó que apelará la medida.

Leonardo Cohen Arazi, uno de los acusados en la causa de los abusos en las inferiores de Independiente, quedó en libertad el jueves a la tarde. Al salir de la cárcel, su abogado lo defendió y aseguró que "es inocente", según TN.com.ar.

"La acusación tenía errores y por eso fue revocada la prisión preventiva. Leo Cohen Arazi es inocente de los delitos que se le imputan. Mi cliente tiene la libertad transitoria", dijo el representante del relacionista público.

Cohen Arazi se había presentado hace seis meses ante la fiscalía de Avellaneda después de que lo acusaran por abuso sexual y corrupción de menores. La fiscal de la UFI 4 de esa localidad, María Soledad Garibaldi, le pidió al juez de Garantías 9, Luis Silvio Carzoglio, que lo arrestaran.

Ahora, la Sala I de Lomas de Zamora le dio un giro al caso y, tras más de cuatro meses de tener el proceso, cambió la caratula para tres de los imputados y les sacó el delito de abuso sexual de menores pasándolo al más benigno promoción a la corrupción de menores, por lo que además ordenó la inmediata excarcelación de los acusados, que se materializaría hoy desde la Alcaidía Departamental de Lomas de Zamora.

Los beneficiados por la medida son Cohen Arazi, la figura con más exposición por su relación con el mundo del espectáculo y que tenía para la fiscalía cuatro hechos comprobados, el árbitro Martín Bustos, que fue el primero en caer detenido y que estaba acusado por tres casos de abuso, y el representante de jugadores juveniles Alberto Ponte, quien al principio había terminado en prisión acusado del delito de grooming (acoso por vía web) y después se le había sumado un hecho de abuso sexual.

Si bien los tres seguirán ligados al proceso (mañana tienen que presentarse en el juzgado tres de Avellaneda para notificarse de su nueva situación), sólo tendrán algunas restricciones de libertad ambulatoria, como tener que pedir autorización cada vez que quieran salir del país. Pero ya no volverán tras las rejas.

En cambio, sí seguirán en esa condición los otros tres imputados: el administrador de consorcios, Alberto Dal Cin, con diez presuntos casos, el organizador de torneos amateurs, Juan Díaz Vallone, supuestamente con dos y el empleado de comercio Silvio Fleytas, con dos casos denunciados.

El cambio de carátula es llamativo y cercano al escándalo: para la Sala I los delitos de los tres liberados se encuadran en el artículo 125 del código penal que establece que "quien promoviere o facilitare la corrupción de menores de dieciocho años, aunque mediare el consentimiento de la víctima será reprimido con reclusión o prisión de tres a diez años. La pena será de seis a quince años de reclusión o prisión cuando la víctima fuera menor de trece años. Cualquiera que fuese la edad de la víctima, la pena será de reclusión o prisión de diez a quince años, cuando mediare engaño, violencia, amenaza, abuso de autoridad o cualquier otro medio de intimidación o coerción, como también si el autor fuera ascendiente, cónyuge, hermano, tutor o persona conviviente o encargada de su educación o guarda".

"Estamos muy sorprendidos con el fallo y se va a trabajar con el fiscal de Cámara para apelarlo. No entendemos qué criterio utilizaron, acá estaba muy claro todo lo que había ocurrido", le dijo el Procurador bonarerense, Julio Conte Grand, a Infobae, apenas conocida la decisión. También ronda la idea en el Ministerio de Justicia provincial de impulsar un jury de enjuiciamiento para los tres magistrados que firmaron la resolución y que le pusieron un dique de contención a una causa aberrante que pide a gritos justicia. (TN; Infobae)


Recomienda esta nota: