28/09/2018

Argentina

Sin Macri, Cambiemos reagrupó a su tropa en medio de la crisis

El partido gobernante se reunió este viernes en Parque Norte para darse ánimos mientras el país atraviesa una grave crisis económica. "Un timbreo por mes no alcanza", arengó el jefe de Gabinete Marcos Peña.
Sin Macri, Cambiemos reagrupó a su tropa en medio de la crisis | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Sin autocrítica, la mesa grande de la alianza en el poder repitió para sus filas lo mejor del libreto macrista.

Los principales dirigentes de Cambiemos participaron este viernes de un nuevo encuentro nacional en el predio de Parque Norte en el que ante la ausencia de Mauricio Macri el principal orador fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Fuentes partidarias señalaron que a la reunión asistirían referentes de las distintas fuerzas que integran el frente, el PRO, de Macri; la Coalición Cívica de Elisa Carrió, quien tampoco se hizo presente, y la Unión Cívica Radical (UCR), en un plenario que incluiyó el tratamiento de diversos temas de la agenda de trabajo del año en curso.

Durante la jornada hubo exposiciones de las principales figuras de Cambiemos que ocupan cargos en el gobierno, como también gobernadores y líderes de los bloques parlamentarios, entre ellos la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

Peña fue la figura de la cumbre, que tuvo las notorias ausencias de Carrió, Ernesto Sanz y Emilio Monzó

En una jornada en la que el dólar superó los 42 pesos, Macri volvió a cerrarse en su jefe de gabinete como el líder del Gobierno. "Vamos a salir más fuertes de esta crisis", repitió el jefe de gabinete, haciendo uso otra vez del discurso motivador del que es máximo exponente en el PRO.

El jefe de los ministros señaló que "un timbreo por mes no alcanza" e instó a salir más a la calle. "Teníamos un mayor optimismo que el posible", rozó la autocrítica Peña, que luego diagnosticó que "tenemos una sociedad dañada, herida, con dudas sobre sí misma y sus liderazgos". "Somos la única alternativa para lograrlo, y necesitamos de cada uno de nosotros", enfatizó.


"Nos tocó gobernar en una Argentina que no alcanza con lo que somos", dijo Peña cuando habló del Congreso y de buscar las mayorías que no tiene Cambiemos. A los diputados y senadores los definió como "gladiadores".

"Sin verdad no habrá solución para nuestros problemas", había dicho antes el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, que siguió al dedillo el nuevo libreto del Gobierno: el de dar malas noticias si no queda otra opción, pese a que eso aumente el malhumor social y aterre al mercado, con resultados como el de este viernes.

"Nos hacía falta encontrarnos para recordar cuántos somos", declaró a su turno María Eugenia Vidal. "La gente necesita que la escuchemos", advirtió Horacio Rodríguez Larreta. "En tiempos difíciles yo quiero hacer un llamado a no bajar los brazos y tener la autoestima alta", remató Nicolás Dujovne.

La ausencia de los cofundadores de Cambiemos, Carrió (envió a su ladera Mariana Zuvic) y Sanz, además de la de dirigentes como Monzó y Nicolás Massot desnuda que el eje de poder de Cambiemos quedó una vez más en manos del jefe de gabinete.

 Fue llamativo el trato que recibió su ex vicejefe, Gustavo Lopetegui, a quien sentaron en la última fila. El ex LAN siguió los discursos en silencio y casi nadie se le acercó a hablar. (Télam; Letra P; La Política Online)



Recomienda esta nota: