11/11/2018

Argentina

La CGT consiguió un bono de $5000 para todos los trabajadores y posterga el paro

El adicional se pagará en los meses de noviembre y enero y será instrumentado por medio de un decreto. Advierten que no todas las empresas podrán costear el extra.
Ampliar (1 fotos)

Desde la central esperan que el Gobierno asegure la medida con un decreto.

Tras la reunión de la cúpula de la CGT con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y las cámaras de la Construcción, Comercio e Industria, Héctor Daer, uno de los secretarios generales de la central obrera, confirmó que el Gobierno nacional se comprometió a establecer un bono extraordinario de un mínimo 5000 pesos, a pagar en dos cuotas, en noviembre y en enero.

La decisión deberá plasmarse a través de un decreto, que también deberá incluir el compromiso de que ante la eventualidad de un despido, la patronal debe cumplir con los mecanismos contemplados en las leyes vigentes y recurrir a la actual Secretaria de Trabajo. "El último acuerdo no lo cumplieron, queremos un decreto", sintetizó Daer, anfitrión del cónclave en la sede de Sanidad. El encuentro pasó a cuerto intermadio hasta el próximo jueves.

Sica concurrió a la reunión con los sindicalistas y los empresarios con el propósito de desactivar un eventual paro de la CGT. Los representantes de la central sindical llevaban entre sus demandas la implementación de un bono de fin de año y también la reapertura de las paritarias para compensar la pérdida de poder adquisitivo, pero desde las cámaras empresarias ya adelantaron que eso dependerá de cada compañía.

A la salida del encuentro, Daer estimó que “el paro no está declarado” y que esperan a ver “la letra chica” de los puntos acordados que les hará llegar el Gobierno. “Esperamos tener la propuesta formal para mañana, cosa de tratarla en el Consejo Directivo el jueves”.

Junto a Carlos Acuña, recalcaron además que la media debe ser por medio de un decreto “con carácter universal para que se pague”. Y recordaron que en su momento hubo un acta compromiso de pagar una compensación de fin de año “que no se cumplió” por parte del empresariado. “Queremos políticas activas para que se preserven las fuentes de trabajo”, agregaron, y especificaron que buscan “cubrir el poder adquisitivo y frenar la caída de la actividad económica con la inyección de dinero al consumo”.

"Hay empresas que lo fueron prorrateando a lo largo del semestre y muchos (trabajadores) lo tienen pago. Y hay otros compañero que no", recalcó Daer sobre algunos sectores que recibieron compensaciones, tras firmar paritarias por debajo de la inflación oficial. El temor de los gremios es que muchas empresas resuelvan no pagar el bono y se amparen en la asfixia impositiva a la son sometidas por parte del Poder Ejecutivo.

Más temprano, antes de entrevistarse con el sector laboral, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, había advertido que no todos los sectores productivos están en condiciones de afrontar ese pago, que en prinicpio se estableció en dos cuotas, una en noviembre y otra en enero. "Hay empresas que van a poder dar bonos o mejoras salariales importantes y otras a las que no se les va a poder pedir eso", alertó Acevedo.

"En este contexto de recesión, en las PyMEs los problemas están agudizados: hay suspensiones, adelantos de vacaciones, bajar los horarios laborales. Eso es claramente para tratar de pasar este momentos", señaló el industrial.

Daer y Acuña también plantearon a los representantes del Ejecutivo una solución para los jubilados. “Desde junio en adelante ha impactado la inflación, y recién van a poder recomponer sus haberes en marzo, pedimos una salida en estos momentos”. Daer cerró recordando que el paro está latente “si no hay acuerdo” y que “me iría conforme” de la reunión si los trabajadores tuvieran mejor calidad de vida” en lo que definió como una “coyuntura de emergencia”. (PáginaI12; ámbito.com)



Recomienda esta nota: