09/11/2018

Argentina

El bono de fin de año que no sería bono, ni será otorgado a fin de año

Mientras se demora la publicación del decreto que oficializa el acuerdo inicial de un bono compensatorio de 5000 pesos en dos cuotas entre noviembre y diciembre empieza a ser desmentido por sus propios borradores.
Ampliar (1 fotos)

El bono no será bono ni será a fin de año.

El famoso bono de fin de año que el Gobierno arregló con la CGT sigue sin oficializarse y la letra chica de los borradores que circulan entre gremios y empresarios desmiente la versión original. En principio era una contribución de 5000 pesos en dos cuotas durante noviembre y diciembre como compensación por la perdida de poder adquisitivo y su pago era de carácter obligatorio.

Finalmente en el sector privado quienes puedan pagarlo lo abonarán con los sueldos de noviembre y enero, pero los empleadores podrán considerarlo absorbido si realizaron acuerdos de pagos en concepto de revisión salarial por sobre las paritarias firmadas originalmente para este año, o si hubiesen acordado unilateralmente otros aumentos.

Según se informó  el borrador del decreto que trascendió ayer tiene 13 artículos. Los últimos cuatro son de forma (bajo el título Disposiciones finales) y el resto dividido en dos capítulos: 1) Asignación no remunerativa, y 2)Procedimiento previo de comunicación para despidos sin justa causa.

A partir del 1º de noviembre de 2018, una asignación no remunerativa para todos los trabajadores en relación de dependencia del sector privado que ascenderá a 5000 pesos”, que se deberá abonar, por mitades, con los sueldos de noviembre y de enero próximo. Esto está estipulado en el artículo 1 del borrador.

En el artículo 2 se plantea que para los trabajadores en relación de dependencia con una jornada de trabajo inferior a la legal y convencional, la asignación se calculará en forma proporcional. El artículo 3 fija un mecanismo de excepción para “actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva”. En tales casos, establece que las partes signatarias del convenio “podrán adecuar la implementación (del bono) en materia de plazos y montos”.

Por último el artículo 4 plantea las múltiples situaciones en las que el bono o asignación podrá ser absorbido por el empleador por pagos anteriores y, en consecuencia, exceptuado de la obligación de pagarlo. Si se hubiera reabierto la paritaria o se hubiera accionado las denominadas “cláusulas gatillo” de ajuste automático. En tales casos, la asignación no remunerativa o bono quedaría absorbida.

Los empleadores que hubiesen otorgado unilateralmente otros incrementos sobre los ingresos de los trabajadores a partir del 1º de enero de 2018 (sin mediación de negociaciones colectivas) “podrán compensarlos hasta su concurrencia con la suma total de la asignación” establecida en esta norma.

Por su parte el articulo 5 excluye expresamente a los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal de los alcances del decreto. A partir del artículo 6, se define el procedimiento previo de comunicación de despidos sin causa, que estará vigente sólo hasta el 31 de marzo de 2019. (politicoargentina.com)


Recomienda esta nota: