(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
15/11/2018

Argentina

Detuvieron a los papás del bebé de un año intoxicado con cocaína

Fueron acusado de "abandono de persona". El nene está estabilizado y se encuentra fuera de peligro.
Ampliar (1 fotos)

El hospital donde estaba internado y fue estabilizado el bebé.

Los papás del bebé de un año y cinco meses que quedó internado tras sufrir una intoxicación con cocaína en Berisso fueron detenidos por "abandono de persona agravado". De esta manera, los acusados podrían ser condenados a seis años de prisión.

El director del Hospital Mario Larraín de Berisso, Alfredo Zannaroni, aseguró que la víctima, que fue llevada a la guardia por su padre el lunes pasado por una "descompostura", se encuentra "fuera de peligro".

"Cuando trajeron al bebé, su papá nos dijo que estaba descompuesto y que había detectado signos que no eran habituales en él, como somnolencia y dificultad para moverse o tomar líquido", contó el médico.

Además, recordó que el hombre dijo en el hospital que "tanto él como la mamá del niño eran adictos a la cocaína", por lo que se le practicaron al bebé todos los análisis necesarios ante la sospecha de que podría haber ingerido alguna sustancia tóxica.

"Los análisis de orina confirmaron que el nene tenía rastros de cocaína en su cuerpo. Los valores eran altos, por lo que era casi imposible que la madre pudiera haberle transferido la sustancia a través de la leche materna; además ella misma aclaró que no lo estaba amamantando desde hacía varios meses", puntualizó Zannaroni. "El bebé está estabilizado hemodinámicamente y fuera de peligro", agregó.

Fuentes judiciales explicaron a Télam que, para el fiscal, los padres -que serán indagados este jueves- "pusieron en riesgo la salud del bebé por no darle los cuidados necesarios". Por el momento, la investigación no pudo determinar si el bebé "ingirió la cocaína de manera accidental o le fue suministrada por los padres", y que en ese último caso "la carátula se agravaría".

El Código Penal establece penas de entre dos y seis años para el delito de abandono de persona, que aumentan en un tercio en el máximo y mínimo en los casos en que ese delito es cometido por los padres contra sus hijos.

El caso es similar a otro que ocurrió en Misiones en junio pasado, cuando un nene de tres años tuvo que ser internado después de que su mamá le cepillara los dientes con cocaína para "calmar un dolor de muelas". (tn.com.ar)


Recomienda esta nota: