06/12/2018

Argentina

La ONU, a favor de la ley de alquileres que Macri ignoró

A través de un texto dirigido al Ejecutivo, la relatora especial de Vivienda de Naciones Unidas reclamó la aprobación de la norma de alquileres, ya que contribuye a que "el derecho a la vivienda se convierta en una realidad para aquellos que alquilan".
Ampliar (1 fotos)

Macri ignora organismos nacionales e internacionales con la misma soltura.

A pesar de, supuestamente, tratarse de un espacio políitco que gobierna bajo la bandera del "diálogo" y de la idea de "volver al mundo", ciertos gestos de Cambiemos se alejan de esos conceptos y, además, de favorecer los intereses de los sectores de ingresos bajos y medios. Es que el presidente Mauricio Macri recibidó una carta de la ONU en la que se lo "urgió" a aprobar la ley de alquileres que contaba con media sanción del Senado desde hace dos años, pero el mandatario decidió ignorar el llamado, cajonear el proyecto y empujarlo a perder estado parlamentario.

Es que en pleno lobby de las inmobiliarias que consiguieron suspender el tratamiento del proyecto de Ley de Alquileres, el 28 de noviembre la relatora especial de Vivienda de las Naciones Unidas, Leilani Farha, metió presión para que el Gobierno incluyera la iniciativa en sesiones extraordinarias al reclamar su sanción. "Creo firmemente que este proyecto de ley contribuirá significativamente a que el derecho a la vivienda se convierta en una realidad para aquellos que alquilan", opinó la canadiense mediante una carta destinada a Macri, al jefe de Gabinete, Marcos Peña; al ministro del Interior, Rogelio Frigerio; y al secretario de Vivienda, Iván Kerr.

Meses atrás, Macri osciló en un presunto impulso a sancionar una ley respecto de la cuestión de los alquileres. En octubre y a pesar de la media sanción señalada, el líder PRO adelantó que el Ejecutivo trabajaba con sus legisladores para ingresar una nueva ley de alquileres a la cámara de Diputados para que se aprobara antes del cierre del año legislativo. No pasó ni una cosa ni la otra: liquidó la iniciativa que tenía media sanción y que contaba hasta con el apoyo de la ONU y tampoco envió nada al Congreso.

El mandatario cambió de opinión y quitó el proyecto del temario para sesiones extraordinarias. Por eso la ley perdió estado parlamentario. La iniciativa ya tenía dictamen y había logrado el consenso del bloque oficialista y también de los espacios opositores, pero Macri prefirió postergar el asunto para otro momento y los contratos de 2019 seguirán con las pautas actuales.

Farha, en su misiva, destacó que el proyecto había sido "presentado por diversas organizaciones y acordado en al Congreso de la Nación por el gobierno argentino". En esa linea, destacó que la iniciativa "restringe algunas exigencias abusivas" en contratos, "regula el precio de los alquileres", "otorga a los inquilinos una mayor seguridad en la tenencia" y "amplía las garantías" que el inquilino puede ofrecerle al propietario.

"Urjo al Gobierno Argentino y a los parlamentarios de todos los sectores políticos a que aprueben esta ley en un plazo perentorio", rclamó la especialista internacional al final de su carta, en la que recordó "los diversos pactos internacionales a los cuales adhirió la Argentina".

A pesar de todo esto, incluso cuando desde el Ministerio del Interior impulsaban el proyecto, Macri se inclinó por el lobby inmobiliario y, según versiones publicadas por LPO, dio mayo espacio a la opinión de Nicolás Dujovne, el ministro de Hacienda, fuerte defensor de la postura lobbista que se manifestó en contra de regular el mercado.

A poco de saberse de la decisión del Ejecutivo de quitar la ley de alquileres de las extraordinarias, el referente de Inquilinos Argentinos Agrupados Gervasio Muñoz destrozó esa determinación y la explicó a través de dos razones: "En primer lugar, porque el Gobierno es parte del sector empresarial y le cuesta sacar medidas que afecten intereses de este tipo y que generen mejores condiciones para los sectores populares. En segundo lugar, porque la clase política entera está muy cruzada por el negocio inmobiliario". (politicargentina.com)


Recomienda esta nota: