20/12/2018

Argentina

Macri recibe a la cúpula de la Iglesia Católica

Se espera que los religiosos le manifiesten directamente al presidente las preocupaciones que compartieron anteriormente sobre la situación social y la pobreza.
Macri recibe a la cúpula de la Iglesia Católica | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Macri se reune con los principales representantes de la Iglesia.

Este jueves el presidente Mauricio Macri mantendrá un encuentro con la cúpula de la Iglesia, a una semana de que la Conferencia Episcopal Argentina se reuniera con empresarios, sindicalistas y referentes de dirigentes sociales, desde donde manifestaron su preocupación por la "grave" situación social del país.

La reunió comenzó a las 10 en Casa de Gobierno y se prevé que la cúpula de la CEA, encabezada por monseñor Oscar Ojea, le transmita al Presidente su preocupación por la pobreza. La reunión será además días después de la difusión del último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), que estimó en 33,6% el índice de pobreza y en 6,1% el de indigencia para el tercer trimestre de este año, y de la tensión por el debate sobre la legalización del aborto.

Acompañarán a Macri el jefe de Gabinete Marcos Peña; el canciller Jorge Faurie; la ministra de Salud y Desarrollo Social Carolina Stanley y el secretario de Culto, Alfredo Abriani. De parte de la Iglesia, además de Ojea asistirán los vicepresidentes de la CEA, el arzobispo de Buenos Aires cardenal Mario Poli y el obispo de La Rioja monseñor Marcelo Colombo, y el secretario general obispo de Chascomús monseñor Carlos Malfa.

En un mensaje difundido en los últimos días, a pocos días de la Navidad, los obispos llamaron a "soñar otro destino para todos los argentinos" y a "confiar en que la Virgen de Luján transformará estos tiempos difíciles en tiempos de esperanza". Además llamaron a "cuidar especialmente el trabajo y la educación".

Aunque el principal eje del encuentro será la preocupación de los religiosos por la cuestión social también analizarán la renuncia de la Iglesia, de manera gradual, a los aportes económicos del Estado. A partir de esta histórica medida una de las fuentes de financiamiento será a partir de aportes voluntarios de los fieles a través de la cuota de los colegios católicos. (tn.com.ar)



Recomienda esta nota: