24/12/2018

Argentina

Navidad

Consejos para que el momento de los cohetes sea menos traumático para las mascotas

A pesar de las muchas campañas de concientización, muchos siguen eligiendo la pirotécnia para celebrar, causando complicaciones en mascotas y personas con autismo.
Consejos para que el momento de los cohetes sea menos traumático para las mascotas | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Cómo ayudar a los perros a pasar por el trauma de las fiestas con pirotécnia.

En los últimos días en las redes sociales se llevó adelante una fuerte campaña para pasar una Navidad sin pirotécnia, ya que generan un trauma importante en los animales y algunas personas.

En los perros, el efecto de los estruendos puede ser muy nocivo, algunos síntomas pueden identificarse cuando empiezan a babear o temblar por los estruendos de los fuegos artificiales. Para la veterinaria Amanda Peres, hay distintos mecanismos para evitar el miedo en los perros y poder ayudarlos.

“El primer síntoma es que el perrito adopta una postura más de alerta, donde evitará hacer cosas que lo dejen expuesto y vulnerable como comer, beber agua, dormir o incluso hacer sus necesidades con la misma frecuencia que acostumbra hacer. Suelen ponerse más ansiosos y manifestar querer que los carguen, saltando y llorando“, comentó la veterinaria.

En el caso que la mascota se quede en otra casa, o si tienen que cuidar el perro de alguien, es importante preguntar cuáles suelen ser sus miedos, además de los fuegos artificiales. “El dueño del perro podrá asesorar sobre este tema, cómo reaccionar, y brindar instrucciones sobre cómo se podría actuar para calmarlo y mantenerlo seguro”, afirmó Peres.

El momento más traumático para los perros es el momento en el que los fuegos artificiales iluminan el cielo.

La postura corporal baja (encorvado, con las orejas abajo, pupilas dilatadas, cola hacia abajo o entre las patas traseras) es síntoma de cuando un perro está asustado, con miedo o estresado. Además puede quedarse lamiendo su hocico y mostrando los dientes.

Los síntomas más extremos, según la experta, son la salivación excesiva, taquicardia, e incluso intentar huir. Algunos perros pueden ponerse agresivos. Por lo tanto se deben tomar medidas preventivas para que eviten que el perro llegue a ese punto. De ese modo cerrar las puertas y ventanas de vidrio cerca de la medianoche en año nuevo, colocar música o encender la televisión con un volumen alto, generan un ambiente más ameno e ideal para las mascotas será clave.

Para la especialista, lo ideal es mantener a los perros en una sola habitación y nunca afuera. De esta forma es más fácil estar pendiente de ellos y darles un ambiente más seguro. Es importante sacar todos los objetos que ellos puedan tirar, romper, o que sean riesgosos. Los perros miedosos pueden esconderse y hacer de todo para intentar escaparse. Por eso, este espacio debe estar 100% preparado y libre de posibles accidentes o rutas de escape. Si el canino se esconde debajo de la mesa, de la cama, sillas o en cualquier otro lugar, lo mejor es no sacarlo de ahí, y dejarlo tranquilo, ya que ahí se sienten más seguros.

Otra forma de lograr que se sientan seguros es ofrecerles juguetes. “Los perros entienden muy bien nuestras expresiones faciales y es muy importante no mostrarse preocupado con el miedo que él siente”, enfatizó la profesional.

Para la veterinaria agacharse para hablarles con la famosa “voz de bebé” no es una buena opción, ya que el perro puede entender que el humano tiene miedo también. “Incluso si el perrito salta y pide que lo cargues, se aconseja no alzarlo, ya que puede ser entendido por él como una señal de inseguridad. Siempre es mejor mostrarse natural, y que todo está bajo control y hacerle saber que está protegido”, aseguró la especialista en salud animal. (infobae.com)

 

 

 

 



Recomienda esta nota: