31/12/2018

Argentina

Un chico se suicidó luego de que una amiga le hiciera una falsa denuncia por abuso

Agustín Muñoz, de 18 años, fue objeto de un escrache en las redes sociales por parte de una joven que luego reconoció que su versión era mentira. La madre del adolescente dijo que su hijo "no recibió la contención suficiente para subsistir".
Un chico se suicidó luego de que una amiga le hiciera una falsa denuncia por abuso | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Los padres de Agustín pidieron responsabilidad a la hora de denunciar.

Un joven de 18 años se suicidó en la localidad rionegrina de Bariloche luego de que su mejor amiga viralizara una falsa denuncia por abuso sexual en su contra, que luego desmintió.

El hecho, que ocurrió hace una semana, se hizo público este domingo, tras conocerse que el fallecido era Agustín Muñoz. La secuencia comenzó en diciembre pasado cuando Muñoz fue escrachado en una marcha de la que participaba en contra de una serie de abusos sexuales en la ciudad.

Bajo la consigna "Nunca más solas, nunca más calladas", decenas de jóvenes se reunieron en el centro cívico para recordar a las mujeres que fallecieron asesinadas y pedir el fin de los abusos.

En esa marcha se leyó una lista de presuntos abusadores. Fue en ese momento fue que su amiga A. lo denunció por abuso sexual, dejándolo en evidencia frente a los presentes y más tarde en una publicación que se viralizó en redes sociales. Al escuchar su nombre, Muñiz corrió angustiado a guarecerse en su casa.

"En el medio de esa marcha gritan su nombre y él quedó estupefacto. Lo primero que atinó fue a correr a casa, llegó ese día desesperado y me contó lo que le había pasado", contó Silvina Castañeda, madre de Agustín, en diálogo con el portal Bariloche 2000.

En paralelo a la denuncia pública, la acusadora, identificada como “Annie”, dejó trascender en las redes sociales un escrache que rápidamente se viralizó y que, según Castañeda, “se hizo imposible de detener”.

"Cuando vamos a buscar la publicación ya se había viralizado. Tomé contacto con esta chica y recapacitó. Teníamos un afecto muy grande con ella y pidió disculpas rápidamente para tratar de frenar todo". En esos mensajes la amiga de su hijo le pedía disculpas y le preguntaba cómo podían arreglarlo. "No quiero más quilombos", le escribió.

En su redes, Silvina publicó los chats con la joven y las capturas del pedido público de disculpas de A. "Hoy una chica escrachó a mi hijo en Instagram por enojo y ahora no sabe como parar la bola", escribió. "Jugar con esto es terrible, es una burla hacia todas las victimas de violación, abuso y vejaciones". Y agregó: "¡Y a vos A. que tanto te cuidamos en casa no entiendo como le pagaste a mi hijo su amistad! Pedir perdón no alcanza".


"Fue un momento de bronca y enojo", escribió a su vez la joven en su cuenta de Instagram, que ya no está activa, para rectificar su denuncia. "No supe ver el límite de esto". También pidió disculpas "por difamar" y "por mandármela más de una vez en su casa flasheando confianza". "De los errores se aprende y me las mandé posta", concluyó.

"Teníamos un afecto muy grande con ella y creo que también fue la razón por la que ella pidió disculpas rápidamente para tratar de frenar todo", dijo Silvina que también contó que Agustín perdonó a A. "porque se querían muchísimo". Sin embargo, la denuncia no dejaba de viralizarse y su hijo estaba deprimido: "Estuvo muy mal, en cama, no quería comer".


Ese cuadro culminó con la drástica decisión de quitarse la vida. El domingo 23 de diciembre, en la misma publicación donde posteó los mensajes de la joven y las disculpas, Silvina dio finalmente la noticia del suicidio de su hijo. "Mi hijo murió ayer con su corazón destrozado", escribió.

Este sábado, los padres de Agustín publicaron un video para pedir “que dejen de exponer a los chicos y que dejemos de utilizarlos como armas cuando ellos están vulnerables”.

"Es de público conocimiento que él se quitó la vida hace unas semanas", expresó Silvina en la filmación. "Agustín no está, fue una decisión que tomó, drástica, drástica. No recibió la contención suficiente. Pido que se tome conciencia de que estamos jugando con algo muy delicado".

“Si queremos construir una sociedad tenemos que construir adultos con herramientas para subsistir a este mundo", señaló la mujer, quien concluyó: “Estamos acompañados de jóvenes que piden que se termine esta persecución, estos escraches que no sirven contra una persona como es Annie. Porque Agustín tuvo la nobleza de perdonarla. En nombre de todos los jóvenes, les pido encarecidamente que cuidemos a nuestros chicos porque no puede haber un Agustín más”. (Infobae; ámbito.com)



Recomienda esta nota: