16/01/2019

Tucumán

Tucumán vuelve a marchar contra el maltrato animal y la tracción a sangre

La convocatoria es para este viernes 18 a las 20 en Plaza Urquiza, desde donde habrá una movilización hasta la Plaza Independencia. La Legislatura se mantiene indiferente al proyecto presentado para reconvertir la TAS.
Ampliar (1 fotos)

Foto Movimiento Fucsia

Este viernes se realizará la tercera marcha organizada por el Movimiento Fucsia contra el maltrato animal en todas sus formas, con especial énfasis en el rechazo a la tracción a sangre, problemática sobre la que en los últimos meses han comenzado a multiplicarse las voces que exigen un urgente tratamiento por parte de las autoridades provinciales de los tres poderes.

La convocatoria es a las 20 horas en la Plaza Urquiza, en Santa Fe y 25 de Mayo, desde donde se movilizará hacia Plaza Independencia, punto de concentración en que los activistas de distintas organizaciones como Animal Libre, Herraduras en la Calle, Aluisa, entre otras, brindarán información sobre la situación de los derechos animales en la provincia y en el país, con el objetivo de concientizar a los ciudadanos sobre el grave atraso que nuestra sociedad presenta respecto a esta problemática.

El objetivo es comenzar a ofrecer herramientas de formación en pos de lograr una transformación sustancial en temas como la producción y comercialización de mascotas, el uso de animales para pruebas de laboratorio, la crueldad sistemática aplicada en criaderos y mataderos dedicados al abastecimiento del mercado, y en primer lugar el uso de caballos para trabajos de acarreo, flagelo histórico con profundas causales económicas y culturales en Tucumán, que desde un tiempo a esta parte ha comenzado a ser visibilizado y denunciado.

En este sentido, es necesario recordar que en septiembre del año pasado las ONG presentaron un proyecto de ley para la reconversión total de la tracción a sangre (TAS) que a pesar de los repetidos pedidos aún permanece sin ser tratado por parte de los legisladores locales.

Urge multiplicar la voz para lograr que el reclamo llegue a oídos de los servidores públicos que fueron elegidos para administrar los recursos y herramientas del Estado en beneficio del conjunto de la población y del medio ambiente.



Recomienda esta nota: