26/01/2019

Argentina

Encontraron los cuerpos carbonizados de las dos hermanas israelíes en Mendoza

Los cadáveres de las mujeres que estaban desaparecidas desde hace una semana fueron hallados en la casa del hijo de una de ellas, que se convirtió en el principal sospechoso del doble crimen.
Encontraron los cuerpos carbonizados de las dos hermanas israelíes en Mendoza | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

El terreno en el que fueron depositados los restos.

Personal de la policía Científica halló esta tarde los cuerpos de las dos hermanas israelitas desaparecidas hace una semana en Mendoza, confirmaron fuentes judiciales.  Los cadáveres de Pyrhia Sarusi (63) y Lily Pereg (54) aparecieron en la casa del hijo y sobrino de ellas, Gil Pereg, en Guaymallén.

Según informó a la prensa la fiscal Claudia Ríos, “estaban tapados con piedras y tierra a 1.50 a 1.80 metros de profundidad”. Sin embargo, aún no explicaron cómo fueron asesinadas, datos que serán dados luego de la autopsia y pericias.

En tanto Gil Pereg, hijo de Pyrhia, una de las dos ciudadanas israelíes desaparecidas, fue trasladado este sábado a la Fiscalía de Homicidios ubicada en el Palacio Policial, donde la fiscal de Homicidios Claudia Ríos lo imputó por el homicidio de las hermanas e inmediatamente fue trasladado a la cárcel local.

Asimismo, Ríos recordó que el “18 enero los perros marcaron el lugar donde había sangre humana y tras los análisis de ADN, hoy se procedió a hacer excavaciones hasta dar con los cuerpos femeninos con pasaporte de Israel y Australia de la madre y la tía del imputado”.


“Estaban con la vestimenta similar a la que tenían ellas al momento de su desaparición y con su documentación de pasaportes correspondientes”, indicó el Procurador general de Justicia, Alejandro Gulle.

El funcionario valoró la colaboración de todo el personal policial y de justicia, bomberos, al igual que el municipio de Guaymallén y el ESCAM, que adiestra perros, para dar con las mujeres luego de dos semanas de desaparición. “Esto no fue un problema de inseguridad sino un problema de índole familiar”, aclaró Gulle.

"Si bien siempre teníamos la sospecha de esta persona, a pesar de que siempre fue bastante inteligente en su relato, nunca dejamos de seguirlo, para evitar cualquier tipo de fuga”, comentaron los investigadores.

En su relato, Gil Pereg había declarado que ellas habían salido de su domicilio el sábado alrededor de las 21 a tomar un micro hacia la ciudad capital donde habían alquilado un departamento, y nunca más las vio.

Con el correr de los días, dijo sospechar “que alguien se las había llevado por la fuerza” y hasta posó para las cámaras fotográficas de la agencia Télam arriba del terreno donde este sábado aparecieron los cuerpos.

Las mujeres llegaron a Mendoza el viernes 11 y alquilaron un departamento en el centro de ciudad, en avenida España 1139.

El sábado 12 por la mañana, según el registro de las cámaras de seguridad de la Policía, salieron junto a Gil Pereg, tomaron un colectivo en la calle Lavalle y se dirigieron a la propiedad ubicada en las inmediaciones del cementerio de Guaymallén. A partir de ese momento, se perdió el rastro de las hermanas.

Nicolás fue el encargado de hacer la denuncia por la desaparición de su madre y su tía. Cuando fue entrevistado por los investigadores, aseguró que había quedado en pasar a buscarlas el domingo por el edificio en el que estaban parando, pero que cuando fue al lugar no las encontró.

Con el pasar de los días, se transformó en el principal sospechoso para los pesquisas. Sin embargo, pese a que su casa fue registrada en tres oportunidades, no se habían encontrado pruebas que lo incriminaran. Este viernes, Gil Pereg fue detenido. Horas después la fiscal Claudia Ríos lo acusó por el homicidio de sus familiares. (Crónica)



Recomienda esta nota: