27/02/2019

Tucumán

Salud

El estremecedor relato de una de las doctoras que participó en la cesárea de la niña de 11 años

"Una nena de esa edad tiene peligro de muerte porque no tiene el cuerpo desarrollado para continuar con el embarazo" afirmó. "Cuando la vi por primera vez, jugaba con muñequitas".
Ampliar (1 fotos)

Se realizó la cesárea en el Hospital del Este a la niña que cargaba un embarazo producto de una violación.

En la madrugada de este miércoles se realizó en el Hospital Eva Perón una cesárea a una nena de 11 años, que había quedado embarazada producto de una violación de la pareja de su abuela.

Debido a que todos los médicos del hospital se negaron a realizar el procedimiento de Interrupción Voluntaria del Embarazo, tuvieron que intervenir tres profesionales externos, uno de ellos fue la ginecóloga Cecilia Ousset, quien estuvo en el quirófano y relató su experiencia en una entrevista con Radio Nacional Tucumán..

"Una nena de esa edad tiene peligro de muerte porque no tiene el cuerpo desarrollado para continuar el embarazo" explicó Ousset.

"Ayer nos llamó el doctor (Gustavo) Vigliocco (Secretario de Salud de la provincia), y junto al doctor José Gigena nos presentamos en el Hospital del Este. Cuando llegamos al quirófano, la niña pidió escuchar música cristiana. Todos los integrantes de quirófano se declararon objetores de conciencia" relató.

"La nena jugaba con muñequitas. Cuando la vi se me aflojaron las piernas, era como ver a mi hija menor. La chiquita no entendía del todo lo que iba a pasar" consideró la médica.

Respecto al procedimiento, detalló que "vino una anestesista de la Maternidad, yo fui intrumentista, y Gigena realizó la interrupción Legal del Embarazo". "Ayer se salvó la vida de la nena de 11 años" afirmó.

"Creo que (el Gobernador) Juan Manzur, por una cuestión electoral, impidió que se realizara la interrupción legal del embarazo y se obligó a la nena a dar a luz. Esto es una tortura" opinó Ousset.

"Mandamos placenta y cordón para que saquen las muestras de ADN. Quiero decir que esta operación la hicimos totalmente gratuita, porque queremos defender los derechos de la niña".

"La paciente está en buen estado general. A las 26 semanas el recién nacido tiene un 50 por ciento de probabilidad de vida. La interrupción se hizo a las 23 semanas, y pesó 500 gramos" contó.

"La nena estuvo 7 semanas en el Sistema Público de Salud y no se resolvió el problema de la niña violada, traumada, violentada".



Recomienda esta nota: