06/03/2019

Argentina

La construcción cayó 15,7% y la industria 10,8% en enero

Los datos difundidos por el INDEC reflejan la paralización de la obra pública y privada. La actividad en las fábricas acumula 9 meses seguidos en caída.
La construcción cayó 15,7% y la industria 10,8% en enero | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Ambos sectores acumulan varios meses de recesión y la mayoría de los empresarios son pesimistas sobre el futuro.

La industria y la construcción arrancaron el año con números en rojo. La actividad en las fábricas retrocedió 10,8% mientras que las obras públicas y privadas mostraron un declive de 15,7% durante el primer mes del año.  

De acuerdo con el informe publicado este miércoles por el Indec, la industria manufacturera acumula de esta manera nueve meses consecutivos de caída en la medición interanual, mientras que la construcción lleva un trimestre seguido de baja.

El 10,8% de derrumbe de la actividad industrial representa una desaceleración respecto a la caída registrada en diciembre, que había sido de 14,8%. De este modo, en la comparación mes contra mes el organismo estadístico mostró un 4,6% positivo entre diciembre y enero, lo que fue tomado desde el Ministerio de Hacienda como un dato positivo.

Los rubros industriales que más sufrieron en enero el impacto de la recesión fueron la automotriz (-28%), equipos electrónicos como teléfonos celulares (-26%), metal y maquinarias (-22%), textiles y muebles (-14%).


Por el lado de la construcción, la producción de cemento para las obras públicas y privadas cayó 16%. Además hubo bajas de 28,1% en pisos y revestimientos cerámicos, 27,9% en artículos sanitarios, 27,3% en ladrillos huecos, 24,4% en mosaicos y 22,8% en asfalto.

Si bien el acumulado anual del 2018 arrojó un incremento del 0,8%, los últimos tres meses reflejaron un derrumbe promedio del 17,4% que representa el peor desempeño desde octubre del 2016.

Así, el dato de enero marca que las perspectivas para este año no son muy alentadoras. Es que con la confirmación de la baja de los PPP, prácticamente no hay obras de envergadura proyectadas.

De acuerdo con Indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) que mide el Indec, los peores resultados se observaron en pisos y revestimientos cerámicos (-28,1%), artículos sanitarios de cerámica (-27,9%), ladrillos huecos (-27,3%), mosaicos graníticos y calcáreos (-24,4%) y asfalto (-22,8%).

Con retrocesos por debajo del 20% -que de todas formas no dejan de ser menores- se ubicaron cales y pinturas para la construcción (-15,7%), cemento portland (-16,3%), hierro redondo y aceros para la construcción (-15,2%) y placas de yeso (-14,3%). Por el contrario, los únicos incrementos de los 13 rubros relevados se dieron en yeso (5,7%) y hormigón elaborado (1,5%).

Como se esperaba, el pobre desempeño de la actividad se reflejó en el mercado de trabajo formal, que tuvo un recorte de personal del 2,9% en términos interanuales y anotó una caída del 1,9% en relación al mes anterior. Por otro lado, la encuesta cualitativa de la construcción, realizada a grandes empresas del sector, muestra expectativas desfavorables con respecto al nivel de actividad esperado para los próximos tres meses.

En efecto, 40% de las empresas que realizan obras privadas y el 56,4% de las que se dedican a la obra pública prevé que el nivel de actividad del sector disminuirá durante los próximos tres meses, mientras que sólo el 12,5% y 6,5% respectivamente considera que aumentará.

En consecuencia, el 25% de las primeras junto al 43,5% de las segundas anticipa que reducirá su dotación de personal, contra un 7,5% y 1,6% que confía en poder aumentar su cantidad de empleados.


El descenso continuo de la actividad fabril se traduce en un incremento de la cantidad de despidos y suspensiones en distintos rubros. Renault y Nissan suspendieron desde esta semana a 1500 trabajadores en Córdoba. La venta de 0 km cayó 47,5% en los primeros dos meses del año en comparación con el año anterior y en los concesionarios se acumuló stock sin comercializar.

El 55% de los industriales esperan una disminución de la demanda de sus productos. Por otra parte, el 27% de los ejecutivos del sector prevén que deberán reducir su dotación de personal, un 66% considera que no variará y apenas un 6% que se incrementará. (TN; lapoliticaonline.com)



Recomienda esta nota: