14/03/2019

Argentina

Salta

Un nene se electrocutó por pisar un cable tirado en la vereda

El chico volvía de la escuela. Una maestra le salvó la vida al practicarle maniobras de reanimación.
Ampliar (1 fotos)

El nene se encuentra internado en el Hospital Materno Infantil de Salta.

Un nene que volvía de la escuela pisó un cable que estaba tirado sobre la vereda y recibió una fuerte descarga eléctrica que casi lo mata.

Sucedió en la localidad salteña de Aguas Calientes. Pudo haber sido una tragedia, de no haber sido por la milagrosa aparición de una maestra que le salvó la vida por su rápida y decidida intervención.

Por el lugar circulaba un grupo de docentes que trabaja en las escuelas rurales de la zona, cuando una de ellas al ver que el niño estaba tirado en el suelo, se acercó y le practicó las tareas de reanimación, pudiendo actuar a tiempo para salvarlo. Al parecer tenía un paro cardiorrespiratorio, pero la heroica acción de la docente, en sus tareas de RCP pudo provocar el milagro.

El hecho se registró alrededor de las 18.30 en el barrio 23 de Agosto, de la zona denominada como “La Ripiera” de Aguas Calientes.

Por una calle de ingreso al sector caminaba el nene de 9 años, quien regresaba de la Escuela Nº 173 de Puesto Viejo, tras asistir a clases.

“De pronto sintió una fuerte descarga eléctrica, al tocar sin querer un cable que estaba suelto en el lugar, ese violento golpe eléctrico dejó en un crítico estado de salud a la víctima”, dijo la docente.

Luego de esa loable acción de la docente, la familia llegó y de inmediato se trasladó al chico hasta el hospital de General Güemes en la provincia de Salta. Desde allí con carácter de urgencia ante la gravedad de su estado de salud fue derivado al Hospital Materno Infantil de la ciudad de Salta, un nosocomio de alta complejidad, en el que por ahora permanece internado el niño.

Su familia a través del padre, confirmó a El Tribuno de Jujuy que el estado de salud del pequeño es positivo, si bien ya está fuera de peligro, las secuelas y todo los daños generados por tan semejante hecho lo mantienen internado en la vecina provincia.

Una vez recuperado el chico, se prevé que la familia realice la denuncia correspondiente ante la policía local.

Según el aporte de los vecinos del barrio 23 de Agosto, que se encuentra distante a cuatro kilómetros de la productora localidad de Aguas Calientes y a 35 kilómetros de Perico, ese cable suelto pertenece al servicio de electricidad que provee de energía a toda la provincia. Dicho cable permanecía en el lugar desde horas de la mañana y ya se había avisado a la empresa, para que procedan a levantar el cable, pero lo hicieron después del accidente del niño, según la versión que dieron los testigos.

Personal policial de la Subcomisaría de Aguas Calientes estuvo en el lugar, pero cuando los efectivos llegaron ya habían trasladado a la víctima al hospital de la ciudad salteña. (El Tribuno)

 

 


Recomienda esta nota: