17/04/2019

Argentina

Alberto Samid fue condenado a cuatro años de prisión efectiva

El empresario de la carne fue encontrado culpable de asociación ilícita y escuchó el veredicto luego de su peripecia por el Caribe.
Ampliar (1 fotos)

El empresario dijo que su vida corre peligro en Ezeiza.

El empresario Alberto Samid fue condenado hoy a cuatro años de prisión efectiva al ser encontrado culpable de asociación ilícita. Otros tres acusados, entre ellos Alicia Samid, hermana del empresario, recibieron penas de hasta tres años y medio de prisión, mientras que otros cuatro juzgados fueron absueltos.

Así lo resolvieron los jueces del Tribunal Oral en lo Penal Económico 1, José Michilini, Diego García Berro e Ignacio Fornari, que darán a conocer los fundamentos el próximo 26 de abril. Los jueces también determinaron que Samid debe pagar los 282 mil pesos que costó el operativo para repatriarlo desde Belice, donde se había fugado mientras era buscado por la justicia argentina.

Samid escuchó su condena desde la segunda fila de asientos de la sala de audiencias. En cuanto al pedido de la defensa de Samid para otorgarle la prisión domiciliaria, los magistrados postergaron la decisión, aunque sin precisar la fecha. En ese momento Samid le preguntó a su abogado, Vicente D`Attoli, que estaba delante de él, sobre ese punto.

Horas antes, y al decir sus últimas palabras en el proceso, el empresario de la carne se quejó de las condiciones de detención y amenazó con suicidarse: "Si sigo encerrado así, me voy a cortar las venas", aseguró. Samid afirmó que lo mantienen aislado en una habitación del Hospital Penitenciario Central (HPC) de la cárcel de Ezeiza. "Si me siguen teniendo así, que me peguen un tiro por la espalda", agregó.

Samid fue condenado como coautor de una asociación ilícita. La contadora María Moreno recibió una pena de tres años y medio de prisión. Alicia Samid, hermana del empresario, Claudio Pileo y Teresa Fornasier fueron condenados a tres años de prisión en suspenso. En tanto, Lilian Lastoria, Luis Balanho, Roberto Cañete y Francisco Burgos.

Los jueces rechazaron el pedido del fiscal Gabriel Pérez Barberá para que los acusados paguen una multa de 23 millones de pesos. El próximo 26 de abril a las 16 horas darán a conocer los fundamentos del veredicto.

Cuando el juez Michilini terminó de leer el veredicto un agente del SPF se acercó a Samid y antes de retirarlo de la sala de audiencias le permitió estar con su familia. Se acercaron su esposa, Marisa Scarafia, y sus hijos. Cuando Samid escuchó que algunos acusados eran absueltos los miró y los levantó el pulgar en signo de festejo.

Tras el veredicto, el abogado de Samid sostuvo que se trató de un caso político. "El Poder Ejecutivo aprovecha esto para sacarle algún rédito político", sostuvo D`Attoli en diálogo con los medios. Las condenas y las absoluciones pueden ser apeladas por la Fiscalía, la querella de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y las defensas.

En el caso se juzgó una asociación ilícita que evadía impuestos en la comercialización de carnes. La causa se inició en 1996. La acusación por la evasión prescribió y no formó parte del juicio. Lo mismo pidieron las defensas sobre la asociación ilícita pero hoy el tribunal rechazó la prescripción.

Por la mañana, en las últimas palabras antes del veredicto, Samid denunció que está aislado en la cárcel de Ezeiza. "La única visita que tuve fueron cucarachas y hormigas de todos los colores", dijo.

Samid está detenido en Ezeiza desde la semana pasada luego de ser expulsado de Belice, donde fue apresado tras estará prófugo de la justicia. El empresario dijo que desde entonces está aislado en una habitación del Hospital Penitenciario Central sin contacto con otras personas y que solo le permiten salir 10 minutos para hablar por teléfono y que no le dan los remedios. (Infobae)


Recomienda esta nota: